Detenido en Madrid el presunto homicida de una turista danesa

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Madrid al presunto homicida de una turista de nacionalidad danesa, cuyo cadáver apareció carbonizado en un piso situado en la calle Barcelona del distrito Centro de Madrid, ha informado la Jefatura Superior de Policía.
MADRID, 2 (EUROPA PRESS)



El arrestado, de 33 años de edad y de nacionalidad belga, Dave V., era empleado desde el pasado mes de marzo de la empresa encargada de gestionar el alquiler y las reservas del apartamento turístico en el que se hallaba alojada la mujer durante su estancia en Madrid.

La Policía detuvo a este hombre el pasado día 18. Se confesó responsable del homicidio y aportó datos esclarecedores a los investigadores que sólo el autor de los hechos podía conocer. De hecho, era de las pocas personas que tenía acceso a las llaves de los apartamentos.

El ciudadano belga pasó a disposición judicial el 21 de junio, concretamente al Juzgado de Instrucción número 21 de Madrid, cuya magistrada acordó su prisión provisional comunicada y sin fianza por un delito de homicidio. No obstante, ha recabado informes policiales y forenses para poder imputarle otros delitos derivados del incendio.

Dave V. reconoció los hechos también ante el juzgado. La juez levantó el secreto de las actuaciones ayer mismo, ha informado a Europa Press un portavoz del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

CONOCÍA A SU VÍCTIMA

De las pesquisas realizadas por los investigadores para el esclarecimiento de los hechos, éstos dedujeron pronto que el responsable debía conocer a la víctima.

En la inspección realizada no se hallaron señales de forzamiento en las cerraduras y marcos de las puertas, lo que hizo presuponer que el homicida o tenía llaves o se trataba de una persona familiar para la fallecida.

Un dato que fue corroborado posteriormente por los agentes cuando comprobaron que el arrestado fue uno de los encargados de realizar el registro de entrada de la mujer el día 2 de junio, cuando inició su estancia en una de las habitaciones de alquiler en el citado apartamento.

Una vez identificado como el presunto autor del homicidio, los investigadores, en colaboración con agentes de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana, iniciaron un dispositivo de localización y detención que resultó positivo el pasado 18 de junio, siendo arrestado sobre las 22 horas en un bar situado en la calle Víctor Hugo de la capital.

Dave V. tenía varios antecedentes por abusos sexuales, alguno de ellos en Bélgica y el resto en España. De hecho, aquí ha sido arrestado en varias ocasiones por este delito. No obstante, la Policía no ha confirmado que en ese caso la víctima hubiera sido violada, pero serán necesarios más informes forenses para no descartarlo.

De hecho, una de las primeras hipótesis era que el presunto autor de los hechos incendiara el piso y, por tanto, el cuerpo, para borrar las pruebas genéticas de ese delito.

EL INFORTUNIO DE ANNE

Anne había llegado a España tan sólo 11 días antes del crimen, que tuvo lugar en la madrugada del 12 al 13 de junio, con un contrato desde el 1 de junio hasta el 1 de noviembre en el departamento de marketing en la sede española de la compañía escandinava Tobacco Group.

Era la primera vez que la joven residía en Madrid. Por eso había alquilado un piso en unos apartamentos turísticos situados en el número 2 de la calle Barcelona, en plena zona de Huertas madrileña, con la idea de arrendar una vivienda más adelante. El día de autos llegó al piso sola cerca de la medianoche e incluso luego habló con su novio por Skype.

En torno a las 6.30 horas del viernes 13 los servicios de Emergencias recibieron una llamada alertando del incendio de ese piso. Hasta el lugar se acercaron los bomberos, que comprobaron que las llamas sólo habían afectado al dormitorio y allí se encontraba tumbada en la cama una mujer casi carbonizada. Los sanitarios del Samur sólo pudieron confirmar su fallecimiento.

El cuerpo fue enviado al Instituto Anatómico Forense y la autopsia determinó que no murió por un incendio, sino estrangulada, por las numerosas marcas en el cuello.

El Grupo V de Homicidios se puso inmediatamente a trabajar y contactó con los escasos vecinos del inmuebles, con jefes y compañeros de trabajo y con familiares, que lamentaron el "infortunio" de Anne. Los agentes también revisaron las cámaras de la zona. Los antecedentes del hombre que le había alquilado la habitación pusieron a los policías sobre la pista del sospechoso, que finalmente confesó los hechos.

Este crimen ha causado una gran convulsión mediática en su país. De hecho, dos periodistas daneses se trasladaron hace dos semanas a España para dar detalles de lo ocurrido. Asimismo, desde ayer informadores belgas también se han interesado por los hechos, habida cuanta de la nacionalidad del detenido y de los abusos sexuales que supuestamente en Bélgica.