Detenido en la provincia de Burgos el dueño de la carnicería por contar con un matadero clandestino

El Seprona ha detenido a un varón de 41 años en la provincia de Burgos, titular de una carnicería, como autor de un delito de falsedad documental por utilizar sellos falsos e ilegibles que simulaban a los que garantizan las inspecciones veterinarias tras el sacrificio de los animales.
BURGOS, 25 (EUROPA PRESS)



El Seprona de la Comandancia de Burgos, apoyado unidades de Seguridad Ciudadana, llevó a cabo una investigación de los movimientos de un carnicero, bajo la sospecha de que las carnes que vendía en su establecimiento no habían pasado las inspecciones sanitarias en cuanto a sacrificio se requiere, pues varias canales de cordero presentaban sellos ilegibles.

En la mañana del viernes, interceptaron al ahora detenido cuando transportaba dos piezas de cordero desde el local donde tenía el obrador para manipulación de carnes y elaboración de embutidos hasta el establecimiento de venta al público. Las canales portaban dos sellos ilegibles y el carnicero carecía del albarán que debe ser expedido por el matadero de procedencia.

Una inspección al obrador, permitió descubrir en los sótanos, una sala utilizada clandestinamente como matadero y despiece de los animales, dotada de material de corte y herramienta para su manipulación. Fueron encontrados otros dos corderos recientemente sacrificados y sus despojos en un saco.

En una estantería se encontraron tres sellos, con estampación similar a la que figuran en las carnes de su propiedad y dos botes de tinta de reposición en el mismo color que el de los tampones utilizados. Dos simulaban los sellos oficiales de dos mataderos autorizados y otro era ilegible.

En otro local de su propiedad, utilizado como secadero, fueron encontradas 33 pieles de cordero y once de oveja, para su posterior venta, que junto con las cuatro canales (precintadas ya en cámaras frigoríficas) y los sellos, han sido intervenidos.

Los animales procedían de explotaciones controladas, bajo el debido seguimiento sanitario.

Los hechos han sido puestos en conocimiento de la autoridad sanitaria competente y las diligencias instruidas entregadas en el Juzgado de Instrucción de Briviesca.