Detenidas tres personas en Valladolid por manipular los cuentakilómetros de más de 400 turismos

La Guardia Civil ha detenido a tres personas, una de ellas vecina de Valladolid y las otras dos de Arroyo, por vender más de 400 vehículos con los cuentakilómetros manipulados. 

El valor de la presunta estafa supera el 1.500.000 euros. A los detenidos se les imputan delitos continuados de estafa y falsedad documental, según informan fuentes del Instituto Armado.

 

Los acusados compraban los vehículos a empresas de subastas, alquiler y renting con bastantes kilómetros recorridos a un precio muy económico. Posteriormente, en un taller de compra-venta que poseían dos de ellos manipulaban la cifra del cuentakilómetros para ofertarlos a través de Internet y de revistas especializadas en la compra-venta de vehículos.

 

Estas ofertas resultaban muy atractivas para los compradores, ya que creían que compraban un vehículo con pocos años y con un escaso kilometraje. Una vez que las víctimas se interesaban por la oferta, los detenidos los dirigían al establecimiento de compra-venta para formalizar la venta del coche.

 

MEDIA/ALTA GAMA Y 4 AÑOS DE ANTIGÜEDAD

 

En la mayoría de los casos, los detenidos los presentaban como vehículos nacionales, de gama media/alta, de una antigüedad media de cuatro años y aparentemente bien cuidados de chapa, pintura e interiores, aunque en muchas ocasiones, tras la compra, comenzaban a aparecer averías debido a la gran cantidad de kilómetros que habían recorrido.

 

Los implicados solían adquirir vehículos que no habían pasado la Inspección Técnica, por lo que no constaban los kilómetros rodados en los expedientes de las estaciones de I.T.V. y de Tráfico. De esta manera conseguían que quedara registrada la cantidad que ellos habían establecido a la hora de pasar la revisión.

 

En aquellos casos en los que los coches ya habían pasado la ITV y que en las Tarjetas de Inspección Técnica estaban anotados los kilómetros reales recorridos, los manipulaban y solicitaban un duplicado de la Tarjeta, alegando haberla extraviado, para evitar que aparecieran los kilómetros anotados anteriormente.

 

Los cuentakilómetros los modificaban aplicándole a la centralita del vehículo un programa informático que les permitía variar la cantidad de kilómetros rodados por cada automóvil.

 

La investigación continúa abierta y no se descartan más afectados, ya que el volumen de vehículos vendidos es muy elevado.

 

La Guardia Civil aconseja a los ciudadanos de que si sospechan de que su vehículo pudiera proceder de esta trama, se pongan en contacto con el Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (G.I.A.T.) del Subsector Tráfico de la Comandancia de la Guardia Civil de Valladolid, teléfono 983 296 666.

 

 

Noticias relacionadas