Detenidas e imputadas 21 personas en España por distribución y tenencia de pornografía infantil

Procedentes de hasta 17 provincias entre las que se encuentran Burgos y Valladolid. 

La Policía Nacional ha detenido e imputado a 21 personas en 17 provincias de España por distribución y tenencia de pornografía infantil, al encontrarse en sus equipos informáticos al menos 20 archivos descargados de contenido pedófilo de extrema dureza.

 

Concretamente, la operación ha culminado con la detención de 18 personas en Madrid, Santiago de Compostela, Sevilla, Córdoba, Ibiza, Burgos, Valladolid, Cartagena, Alicante, Las Palmas, Bilbao, Málaga, Barcelona, Oviedo y Vigo, y con la imputación de otras tres en Madrid, Valladolid y Gijón.

 

Entre los arrestados se encuentra un pederasta alemán de 62 años condenado en su país por ese motivo, que tenía en su poder golosinas, muñecas y ropa para regalarla a posibles víctimas. También disponía de programas de encriptación para dificultar el acceso a los contenidos de sus equipos informáticos y se hallaron indicios de que había producido sus propios contenidos de pornografía infantil.

 

Entre el material intervenido a esta persona se hallaron fotografías y un vídeo de una menor sobre la cual el arrestado manifestó que se trataba de la hija de su expareja, con la que había mantenido una relación sexual desde los 10 años a los 17 años y que por esos hechos ya había sido condenado en Alemania.

 

Asimismo, tenía en su vivienda libros y guías de Tailandia, país receptor de turismo sexual infantil, por lo que la Policía va a realizar un examen exhaustivo del material intervenido para determinar si existen otros menores abusados.

 

Por otra parte, a uno de los detenidos en Madrid se le han intervenido 49 discos duros y 30 estuches con DVD y CD en los que almacenaba una "ingente" cantidad de imágenes de índole sexual de menores. Esta persona transfería a estos dispositivos de almacenamiento externos e incluso a su teléfono móvil todas sus descargas procediendo a un borrado seguro en su equipo informático.

 

En esta investigación se ha utilizado el software GnuWatch, desarrollado por una empresa de EE.UU. y la División de Investigación Criminal de Wyoming, que ha servido para localizar e identificar a los pedófilos mediante el rastreo de redes Peer to Peer utilizadas para intercambiar, distribuir y descargar archivos con contenido pornográfico de menores.

 

Tras el análisis y tratamiento de la información generada por GnuWatch, se procedió a seleccionar exclusivamente aquellas conexiones de usuarios que se hubiesen descargado en su totalidad los archivos ilícitos y que además tuvieran un nombre que se refiriese específicamente a material pornográfico infantil. Así, fue posible la identificación de los detenidos o imputados.

 

La operación ha sido desarrollada por agentes de la Unidad de Investigación Tecnológica de la Comisaría General de Policía Judicial -- Brigada de Investigación Tecnológica, Grupo Tercero de Protección al Menor--, en colaboración con las plantillas donde se han practicado las detenciones.