Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Detenidas 23 personas de una organización criminal dedicada al blanqueo de dinero procedente del narcotráfico

OPERACION FILOSOFOS
Intervenidos cerca de 4 millones de euros en efectivo y recibos de ingresos y transferencias por valor de 15 millones de euros


MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil ha detenido en España a 23 personas de diversas nacionalidades (ocho venezolanos, ocho colombianos, dos españoles, dos guatelmatecos, un ecuatoriano, un portugués y un lituano), tras desarticular una organización criminal internacional dedicada al blanqueo de capitales procedente del narcotráfico.

Según ha informado la Guardia Civil en un comunicado, en el marco de la Operación 'Filósofos' --que se ha desarrollado en colaboración con Cuerpos de Policía de Venezuela, Portugal, Italia y Holanda-- también se han intervenido cerca de cuatro millones de euros en efectivo así como recibos de ingresos y transferencias por valor de 15 millones de euros, y se han realizado 11 registros domiciliarios.

La red criminal blanqueaba el dinero a través del método 'black market'. Este método consiste en vender euros a personas de países que tienen restricciones de suministro de este tipo de moneda. Según la Guardia Civil, debido a que el comercio internacional se basa en el euro y en el dólar, numerosos empresarios y personas físicas de determinados países con fuertes restricciones de suministro de esta moneda acuden al mercado negro para su compra por un precio muy superior.

En este caso, el jefe de la organización, que ha sido detenido en Venezuela, contactaba con personas del país que necesitaban importantes sumas de dinero en euros. Tras pactar el precio de venta de los euros, los clientes le facilitaban un número de cuenta corriente en España o Portugal, donde le ingresaban el dinero pactado.

LA RED PODRÍA HABER BLANQUEADO MÁS DE 100 MILLONES DE EUROS

Según la Guardia Civil, gracias a la colaboración de las autoridades venezolanas, se ha podido averiguar que a través de las cuentas corrientes del principal encausado, residente en Venezuela, la organización podría haber blanqueado más de 100 millones de euros .

La investigación se inició como consecuencia del intercambio de información con la Agencia Antidroga Estadounidense (DEA), a través de la que se obtuvo diversa información sobre un grupo criminal asentado en diversos países que estarían dedicándose a recoger grandes sumas de dinero, procedentes del tráfico internacional de estupefacientes, para hacerlo llegar a los "cárteles" asentados en Sudamérica, propietarios de los estupefacientes.

Los agentes concluyeron que los traficantes, tras remitir la droga a Europa, encontraban grandes problemas para recoger los beneficios obtenidos en su venta. Por ello, crearon organizaciones paralelas encargadas de contactar con los distribuidores en Europa y efectuar la recogida del dinero en efectivo, utilizando para estos contactos a personas conocidas como 'brokers' (asesores fiscales) ubicados en los EE.UU, Colombia y Venezuela.

LA RED UTILIZABA 'BROKERS' PARA EL BLANQUEO

El principal 'broker' de la organización, residente en Venezuela, era el encargado de dirigir la red que operaba en Europa. Para la recogida del dinero, el 'broker' contactaba con los que están arrestados en España, y les facilitaba los teléfonos y una contraseña de las personas con las que tendrían que reunirse para recoger el dinero. Los teléfonos y las contraseñas se facilitaban a través de palabras clave relacionadas con deportes, dibujos animados, entre otros.

Para realizar los contactos alquilaban habitaciones de hoteles, donde contaban el dinero y lo preparaban para su traslado en dobles fondos de maletas, mochilas, juguetes, vehículos, etcétera.

La investigación, dirigida en España por el Juzgado Central de Instrucción número 5 de los de la Audiencia Nacional, ha sido realizada por la Guardia Civil, Dirección de Contrainteligencia Militar de Venezuela, DEA de Estados Unidos y la Policía Judiciaria de Portugal, contando igualmente con la colaboración de Policía Municipal de Madrid y Guardia Urbana de Barcelona.