Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Detenidas 12 personas de una organización criminal dedicada al cultivo intensivo de marihuana

Operación contra el cultivo de marihuana a gran escala

Contaba con una amplia red de viviendas unifamiliares ubicadas en diferentes municipios con sofisticados sistemas de producción.

La Guardia Civil ha desarticulado en la provincia de Málaga una organización criminal dedicada al cultivo intensivo de marihuana a gran escala. En la denominada operación 'Torremuelle' se ha detenido a los 12 integrantes de este grupo, de los que ocho han ingresado en prisión.


La operación, desarrollada por el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga de la Comandancia de la Guardia Civil de Málaga, se inició el pasado mes de noviembre cuando los agentes detectaron en la provincia un grupo organizado que se dedicaba al cultivo masivo de cannabis y que disponía de una amplia red de centros de producción en diferentes municipios, según ha informado la Guardia Civil en un comunicado.

Los centros de producción se encontraban en viviendas unifamiliares alejadas unas de las otras, dispersas en varias localidades y funcionaban de forma autónoma como medida de seguridad para que en caso de ser descubierto uno el resto pudiera seguir fabricando y distribuyendo.

Esta organización, además, se encontraba en vías de expansión y estaba habilitando un nuevo chalé en una urbanización de la localidad de Benalmádena (Málaga), donde los agentes tenían localizadas también otras dos viviendas unifamiliares que la organización utilizaba para el cultivo y el secado de la droga.

En el marco de esta operación, se han realizado ocho registros en domicilios de las localidades malagueñas de Mijas, Benalmádena y Alhaurín de la Torre donde se han incautado de más de 3.500 plantas de cannabis sativa en avanzado estado de crecimiento y 25 kilogramos de marihuana seca envasada y lista para su venta.

Cada centro de producción estaba permanentemente custodiado por una persona, que también realizaba las labores de mantenimiento de las complejas instalaciones eléctricas y suministro de agua que necesita este tipo de cultivos. El responsable de la organización visitaba frecuentemente los chalés fiscalizando la actividad que se venía desarrollando y el estado de la producción.

"ENGANCHADOS" AL FLUIDO ELÉCTRICO

En todas las viviendas que utilizaban como centros de producción tenían "enganchado" de forma fraudulenta el fluido eléctrico necesario para el mantenimiento de estas plantaciones 'indoor'. En algún caso incluso llegaron a construir un túnel bajo la vía pública desde una de las viviendas hasta el centro de cableado general que suministra electricidad a urbanizaciones enteras de la zona donde se hallaban estos centros de cultivo. Así, no se alertaba a las compañías suministradoras por el elevado consumo.

En los registros también se halló dinero en metálico, siete vehículos, diferentes terminales de telefonía móvil, gran cantidad de herramientas y material que conformaba la infraestructura que hacía posible los cultivos, material valorado en más de 150.000 euros, han precisado.

En los registros efectuados y ante las complejas instalaciones eléctricas localizadas resultó necesaria la asistencia de personal del servicio oficial de la empresa suministradora de electricidad para minimizar riesgos de electrificación y levantar las correspondientes actas por las defraudaciones de fluido eléctrico producidas.

En el transcurso de la investigación los agentes lograron identificar al suministrador del material y de los productos relacionados con este tipo de cultivos, quien poseía un establecimiento de venta de productos para "cultivos alternativos". Fue arrestado y en su domicilio se encontró otro cultivo 'indoor' de marihuana.