Detenida una mujer por estafar 15.000 euros a familiares y amigos simulando tener cáncer

La detenida hizo creer a su hija de cinco años que realmente estaba enferma y se afeitaba la cabeza y las cejas para dar más credibilidad.

La Policía Nacional detuvo el pasado día 16 de enero a una mujer de 37 años por estafar 15.000 euros a sus familiares y amigos simulando que padecía cáncer y que necesitaba dinero para poder financiar el tratamiento que debía seguir para luchar contra la enfermedad, dándose la circunstancia de que incluso hizo creer a su hija de cinco años que estaba enferma.


En un comunicado de prensa, la Policía Nacional ha informado de que la detenida pedía dinero a las víctimas para supuestamente poder financiar el tratamiento alegando que se encontraba en una situación económica precaria. Las víctimas, que le entregaron un total de 15.000 euros, comenzaron a sospechar al ver que transcurría el tiempo y no les devolvía el dinero.

Los agentes comenzaron la investigación en octubre de 2014 tras tener conocimiento de los hechos por la denuncia de cinco personas que manifestaban haber dejado dinero a esta mujer, quien les había solicitado determinadas cantidades para poder afrontar los gastos que le suponía el tratamiento contra el cáncer que supuestamente padecía y del que estaba siendo tratada en un conocido hospital de la capital hispalense.

La detenida contaba a las víctimas que se encontraba inmersa en un proceso judicial con su exmarido, por lo que tenía las cuentas bancarias bloqueadas y no podía disponer de dinero en efectivo pero que lo devolvería todo una vez que finalizara el contencioso.

La denunciada llevaba la cabeza y las cejas rapadas para dar más veracidad a la supuesta enfermedad e hizo creer a su hija de cinco años que realmente la padecía.

LA DETENIDA YA SIMULÓ LA ENFERMEDAD EN OTRA OCASIÓN

Tras llevar a cabo la correspondiente investigación, los agentes constataron que la denunciada no padecía esta enfermedad ni había recibido tratamiento alguno y que tampoco se encontraba en un proceso judicial con su expareja, por lo que la detuvieron como autora de un delito de estafa.

La detenida, que contaba con antecedentes policiales de similares características, pues en otra ocasión simuló igualmente estar enferma de cáncer, fue puesta a disposición de la autoridad judicial el mismo día de su detención, quedando en libertad con cargos.

La investigación ha sido realizada por el Grupo de Delitos Económicos de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Sevilla.