Detenida una empleada de hogar por robar joyas en el domicilio en el que trabajaba por valor de 1.500 euros

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido a una empleada de hogar por el presunto robo de joyas en el domicilio en el que trabajaba, cuyo valor superaba los 1.500 euros, según han informado a Europa Press fuentes de la investigación.

La mujer, de 26 años y con iniciales S.C.S.J, trabajaba en este domicilio desde hacía sólo unos días, según las mismas fuentes, ya que fue contratada el pasado 28 de mayo.

  

Sin embargo, se da la circunstancia de que esta persona, de nacionalidad española y sin antecedentes policiales, ya conocía a sus víctimas, pues con anterioridad había realizado trabajos de limpieza en una empresa propiedad del matrimonio afectado.

  

Tres días después de su contratación, esta familia presentó una denuncia en la Comisaría de Eras por la sustracción de una pulsera, un cordón, un colgante, una medalla y unos pendientes, todos ellos de oro.

  

Tras ello, el Grupo de Hurtos del Centro Policial de Parquesol comprobó que la autora era su empleada de hogar y que las joyas las había vendido el mismo día que la contrataron en un establecimiento de 'Compro oro' de Valladolid, por lo que durante el fin de semana se procedió a su detención.

  

La actuación de los agentes ha permitido recuperar todas las joyas sustraídas y entregadas a sus legítimos propietarios.