Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Detenida una banda que robó 110.000 euros a clientes de bancos y joyerías

Material incautado a un grupo de ladrones de Lleida

La Policía Nacional ha detenido en Lleida a los cinco miembros de una banda itinerante que presuntamente cometió seis robos con violencia y hurtos a clientes de bancos y joyerías por valor de 110.000 euros en Lleida, Madrid, Alcalá de Henares, Motril, El Puerto de Santa María y Gijón.

Según ha informado este lunes el cuerpo policial en un comunicado, los arrestados, que actuaban de manera itinerante y estaban especializados, elegían a sus víctimas en joyerías y bancos entre personas vulnerables, como ancianos, y en ocasiones les pinchaban las ruedas de sus vehículos para robar en el interior.

El 'modus operandi' variaba en función del objetivo: Una o dos mujeres entraban en la sucursal bancaria observando a los clientes y movimientos de dinero que realizaban en su interior, seleccionaban a una persona que hubiera retirado una gran cantidad de dinero para indicárselo al resto de integrantes y asaltarle cuando salía.

También escogían a conductores que aparcaban delante del banco y les pinchaban una de las ruedas del coche, obligándoles con ello a estacionar de nuevo y bajarse, momento en el que aprovechaban para distraer a las víctimas y sustraer bolsos y objetos de valor del interior.

En otras ocasiones, el objetivo del grupo eran joyerías, donde los integrantes de la banda actuaban al descuido: una pareja distraía al dependiente del establecimiento y otra aprovechaba ese momento para hacerse con joyas y relojes de alta gama.

La Policía, que abrió una investigación tras recibir varias denuncias de robos y constatar que podía tratarse de una banda organizada, tuvo conocimiento de que el grupo se iba a desplazar al noreste de España para cometer robos.

DETENIDOS CON 3.855 EUROS

Consiguieron detener a cinco de sus miembros --tres hombres y dos mujeres-- cuando acababan de robar un bolso a una mujer y le habían retirado 3.855 euros en efectivo de una sucursal de Lleida, que pudo ser retornado a la legítima propietaria.

Además, se les imputan otras cinco sustracciones: una en Madrid cuando una de las arrestadas sustrajo en una sucursal bancaria un billete de 500 euros al descuido cuando la empleada se ausentó del mostrador, y otro hurto en una joyería de Motril de la que se llevaron varias mantas con joyas valoradas en 45.000 euros, mientras dos parejas entretenían a sus trabajadores.

Asimismo, cometieron un hurto de 18.000 euros en otra joyería de El Puerto de Santa María, sustrajeron dos cajetines de un cajero automático de un banco de Gijón con 40.600 euros y asaltaron con violencia a una mujer a la salida de un banco en Alcalá de Henares para robarle 3.000 euros en efectivo.

En el momento de la detención, los cinco llevaban pasaportes, documentos de identidad y carné de conducir de México, y también utilizaban documentación falsa de Guatemala, Venezuela y Cuba.

Los investigadores les han incautado nueve teléfonos móviles, un vehículo, y material con el que presuntamente cometían sus asaltos: punzones, herramientas afiladas, ropas y disfraces.