Detenida en Turquía la joven de Ceuta cuya familia denunció su desaparición tras ser captada por redes yihadistas

Abandonó su casa la semana pasada diciendo que iba a hacer unas compras a Marruecos.

Las autoridades de Turquía han detenido este martes a una joven de Ceuta, de 18 años, residente del en la barriada del Príncipe Alfonso, que presuntamente pretendía enrolarse en algún grupo terrorista de Siria o Irak, han informado a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista.


Esta joven es hermanastra de uno de los primeros residentes en la ciudad autónoma fallecidos tras viajar a Oriento Medio para enrolarse en organizaciones terroristas de inspiración yihadista. La familia de la chica denunció su desaparición y su posible captación por estas mismas redes.

La madre de la joven aseguró en declaraciones al diario 'El Faro', que ha adelantado la noticia, que su hija fue a Marruecos la semana pasada con la supuesta intención de "hacer unas compras" y no regresó a su domicilio.

UNA VEINTENA DE DESPLAZADOS

Son cerca de una veintena los residentes en la ciudad autónoma de Ceuta que durante los últimos tres años han partido hacia Irak o Siria con la idea de participar en acciones terroristas.

La de este caso es la decimosexta denuncia por desapariciones supuestamente vinculadas a la captación yihadista que registran la Guardia Civil o la Policía Nacional desde 2012 y la segunda consecutiva relacionada con una mujer después de que el pasado mes de noviembre se diese cuenta de la de una docente de 21 años.

Fuentes policiales subrayan que el número de denuncias conocido "no aporta certeza sobre el lugar el en que se encuentran todos los referidos ni sobre que sean los únicos que supuestamente han sido captados por ese tipo de organizaciones terroristas".

SEGUNDA GENERACIÓN

El último análisis del Real Instituto Elcano sobre este asunto, titulado 'Siria, Irak y la movilización terrorista en España', señala que "el estudio de las operaciones policiales llevadas a cabo en España desde 2013, aunque sin alcanzar los niveles registrados en otros países europeos, afecta principalmente a musulmanes de segunda generación nacidos y residentes en Ceuta y Melilla".

El pasado 16 de diciembre la Policía Nacional arrestó en la ciudad autónoma a otra mujer de 21 años que supuestamente operaba como "reclutadora activa", papel que se atribuye a féminas que "conscientemente convencidas y radicalizadas, al servicio de los responsables de la red terrorista [desde la vecina localidad marroquí de Castillejos]" se manejan en las redes sociales y se encargan "de reclutar mujeres jóvenes para enviarlas a zonas de conflicto al servicio de la organización terrorista Estado Islámico (DAESH)".