Destacados importadores de vino de diez países conocen los vinos de calidad de la Comunidad

Silvia Clemente, ha mantenido un encuentro con los representantes de las empresas participantes en el encuentro profesional ‘Wine Tour’.

Empresas importadoras de vino procedentes de Brasil, China, Corea, Japón, Malasia, Méjico, Rusia, Singapur, Estados Unidos y Vietnam están conociendo, mediante el programa ‘Wine Tour’ organizado por el crítico enológico Carlos Delgado, la variedad, tanto en cantidad como en calidad, del sector vitivinícola de Castilla y León. Las empresas importadoras visitantes están especializadas en la distribución y comercialización de vinos de alta calidad en el mercado internacional y han mostrado interés en ampliar su oferta con vinos españoles.

 

El objetivo de esta misión comercial es que estas empresas importadoras tengan un contacto directo con las bodegas de Castilla y León interesadas en exportar sus vinos, para ello visitarán 18 de ellas pertenecientes a las Denominaciones de Origen Ribera del Duero, Rueda, Cigales y Toro. El programa de actividades incluye visitas a las bodegas y a las zonas de las figuras de calidad, la celebración de catas de vino y degustaciones gastronómicas, con el fin de que puedan conocer de primera mano la calidad de los vinos de la Comunidad.
Este encuentro, como ha asegurado la consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, es “una interesante oportunidad para incrementar la presencia de los vinos de calidad de Castilla y León fuera de nuestras fronteras, en especial en el mercado asiático, norteamericano, europeo y sudamericano”.

 

Internacionalización

La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, ha recordado que el sector agroalimentario, y en especial el vino, ante la coyuntura económica, debe seguir apostando por la internacionalización. Las exportaciones del sector agroalimentario de Castilla y León se situaron en 2012 en los 1.431 millones de euros, un 6 % más que en 2011. El vino se convierte en el principal sector exportador, con unas cifras que alcanzaron el pasado año los 129,8 millones de euros, creciendo respecto el año anterior un 20 %. El principal cliente de los vinos de la Comunidad es Suiza, con un valor de las exportaciones superior a los 20 millones de euros, tras varios años con EE.UU. como principal comprador que ha pasado a una segunda posición. Respecto al mercado estadounidense, Castilla y León ha recuperado progresivamente la posición destacada que tenía en 2007 y que se perdió por el avance de los vinos del cono sur como Chile, Argentina o Sudáfrica. Unos datos que, como recordaba la consejera, avalan la apuesta del sector por la consolidación y apertura a nuevos mercados.

 

Promoción en terceros países

Para facilitar y mejorar la salida al exterior el sector vitivinícola, en el Reglamento de la Unión Europea de la OCM del vino, existe un programa de promoción en terceros países mediante el cual se apoya a las bodegas y a los consejos reguladores en la celebración de grandes acontecimientos a nivel internacional relacionados con el mundo del vino.


Se pretende, con este programa, abrir nuevos mercados, especialmente frente al empuje de este sector en países del cono sur, como Australia, Chile o Argentina y aprovechando el descenso de las ventas al exterior de otros países de la Unión Europea.

 

El pasado 15 de mayo, como ha anunciado la consejera, concluía el plazo para solicitar estas ayudas con las que sufragar acciones de promoción, de las bodegas y de los consejos, el próximo año. En esta ocasión, se han presentado 148 solicitudes para realizar acciones promocionales en el exterior con una con una inversión prevista de 14 millones de euros y una ayuda pública de 7 millones de euros.

 

De estas solicitudes cuatro corresponden a consejos reguladores: Ribera del Duero, Rueda, Cigales y Toro, y el resto a bodegas de Castilla y León. La inversión prevista de los consejos reguladores asciende a 2,2 millones de euros y supondría una ayuda de 1,1 millón de euros.
En cuanto a solicitudes presentadas por zonas de figuras de calidad, la mayor solicitud de fondos proviene del entorno de la D.O. Ribera del Duero, con el 35 % del total, seguido de la zona de la D.O. Rueda con el 11 %. Se trata de unos datos provisionales ya que está previsto que se resuelvan las ayudas en los próximos meses.


Desde el 2009 hasta el 2013, la Consejería de Agricultura y Ganadería ha concedido al sector vitivinícola ayudas para la promoción de vino en terceros países por valor de 17 millones de euros con los que se han podido realizar 384 programas de promoción de los vinos de Castilla y León en el exterior.


El programa de promoción en terceros países, como ha explicado la consejera, está teniendo éxito como lo demuestra que desde su puesta en marcha, en el 2009, las exportaciones a países de fuera de la Unión Europea se han incrementado un 53 % mientras que las exportaciones a países de la Unión han crecido, en el mismo periodo, un 15%.

 

Apoyo a la internacionalización

Además de este programa de promoción en terceros países en materia de internacionalización la Consejería de Agricultura y Ganadería está trabajando, en colaboración con la Consejería de Economía y Empleo, en tres líneas básicas para potenciar la internacionalización del sector agroalimentario: actualizar la programación de actuaciones en materia de internacionalización tanto en la presencia en ferias en el extranjero como potenciando la red de agentes y personal especializado en el exterior; mejorar los apoyos a las empresas para poner en marcha programas de internacionalización en esas empresas; y elegir los sectores específicos de la industria agroalimentaria donde el potencial de crecimiento sea mayor.

 

El II Plan de Promoción y Comercialización de la Industria Agroalimentaria, como ha recordado la consejera, también contempla actuaciones para incrementar la internacionalización del sector agroalimentario. Entre las medidas destacan la adaptación de la marca ‘Tierra de Sabor’ al mercado internacional, manteniendo la identificación visual de la marca, el corazón amarillo con texto interior, pero adecuando el mensaje a la exportación; y la presencia de la marca y de los productos acogidos en ferias o eventos agroalimentarios de relevancia internacional.