Desentrañan el secreto de la resistencia a los antibióticos

Antibióticos (Foto: E. P.)

Se produce cuando las bacterias sufren cambios que hacen que los antibióticos dejen de funcionar en las personas que los necesitan como tratamiento para las infecciones, es ya una gran amenaza para la salud pública.

La resistencia a los antibióticos, que se produce cuando las bacterias sufren cambios que hacen que los antibióticos dejen de funcionar en las personas que los necesitan como tratamiento para las infecciones, es ya una gran amenaza para la salud pública. Esta grave amenaza ha dejado de ser una previsión para el futuro y es ya en todas las regiones del mundo una realidad que puede afectar a cualquier persona de cualquier edad en cualquier país.

 

Científicos de la Universidad de Leeds, en Reino Unido, han resuelto una pregunta de 25 años de edad, acerca de cómo una familia de proteínas permite que las bacterias resistan los efectos de ciertos antibióticos. Las proteínas de la familia de proteínas ABC-F son una fuente importante de resistencia a los antibióticos en 'superbacterias', como 'Staphylococcus aureus', un grupo que incluye 'Staphylococcus aureus' resistente a la meticilina (SARM).

 

Los resultados, publicados este martes en 'mBio', la revista de la Sociedad Americana de Microbiología, proporcionan la primera evidencia directa de cómo esta familia de proteínas "protege" los ribosomas bacterianos, los fabricantes de proteínas en las células, de ser bloqueados por los antibióticos.

 

Por lo general, el ribosoma es un objetivo ideal para los antibióticos debido a que las bacterias vivas no pueden crecer sin él, pero cuando las bacterias producen proteínas ABC-F muchos antibióticos ya no funcionan. Hasta ahora, ha habido un debate de larga duración sobre cómo trabajan exactamente estas proteínas.

 

Los científicos han estado divididos en su apoyo a dos ideas separadas: las proteínas son bombas que eliminan los antibióticos a partir de células bacterianas o que interactúan con los ribosomas de las bacterias para impedir que los antibióticos las bloqueen.

 

Investigación fundamental de este tipo proporciona una mejor imagen de la base molecular de la resistencia a los antibióticos. Se podría ofrecer información valiosa que podría utilizarse en el futuro para diseñar antibióticos que eviten la resistencia a los antibióticos, cuando los científicos sean capaces de entender más de cerca las propiedades que permiten que los fármacos entren en las células bacterianas.

 

El director de este trabajo, Liam Sharkey, de la Facultad de Biología Molecular y Celular en Leeds, señala: "Estos resultados proporcionan la primera evidencia directa de que estas proteínas protegen directamente el ribosoma Como resultado, los objetivos de nuestra investigación han cambiado. Ahora, podemos hacer un zoom y tratar de resolver los detalles exactos de cómo ocurre esta protección".