Desde Salamanca, Cerveza Bizarra

Los creadores de la cerveza artesanal Bizarra.

Nuestra segunda parada en el recorrido por las fábricas de cerveza artesanal de nuestra Comunidad tiene lugar en Salamanca.

 

 

 

Ficha de CERVEZA BIZARRA

 

 

Calle Hoces del Duratón 113. 37008 Salamanca

 

www.cervezabizarra.com

 

Creada en Agosto de 2013

 

Producción: 2000-2500 litros al mes aproximadamente

 

6 variedades de cerveza en mercado actualmente

 

Fabrica para otras marcas o bares:

 

Se puede visitar: SI (visitas y catas concertadas)

Aquí encontramos a Atantxa Nuín y Raúl Martín con su Cerveza Bizarra, como viene siendo habitual en el sector, unos elaboradores caseros, o homebrewers, que decidieron dar el salto a fabricar de modo profesional y como proyecto de futuro su marca de cerveza artesanal.

 

LOS ORÍGENES DE BIZARRA

 

Arantxa y Raúl llevan elaborando cerveza desde el 2009, su afición se tradujo en esta aventura empresarial y hablar con ellos es empaparse de una gran pasión por la cerveza artesanal.

 

El proyecto empezó como tal en Enero de 2013, alquilaron una pequeña nave en el polígono El Montalvo de Salamanca y el ajustado presupuesto con el que contaban les llevó a preparar las instalaciones ellos mismos. Recuerdan como tuvieron que montar las cámaras con panel sándwich con sus propias manos, adecuar las instalaciones para pasar todos los controles pertinentes. Todo el montaje de la fábrica tuvo lugar de Enero a Julio por lo que no consiguieron tener su primera cerveza en el mercado hasta Agosto de ese mismo año.

 

Uno de los motivos por lo que toda la obra y las instalaciones duraron meses es que ambos estaban trabajando en el momento de empezar con esta aventura. Esto conllevó mucho esfuerzo y sudor, dado que utilizaban horas libre y descansos para avanzar en la microcervecera siento unos meses de mucho trabajo para los dos. Raúl de hecho, con turnos de noche en su anterior ocupación recuerda sus temporadas de dormir poco con el afán de completar cuanto antes las instalaciones y poder empezar con la actividad de producción. A día de hoy está con una excedencia, implicado totalmente en sacar adelante la fábrica. Arantxa por su parte dejó su empleo en la industria farmacéutica como gerente de ventas para dedicarse por completo a esta aventura empresarial.

 

Como ellos dicen se lanzaron a la aventura con todas las consecuencias. Tanto Arantxa como Raúl dejaron sus trabajos para emprender en un mundo que realmente les apasionaba y que ahora es su única dedicación. Son los únicos propietarios y los únicos empleados por ahora. No disponen de otro socios ni inversores, han creado la empresa con sus propios medios y son quienes se encargan de todo el proceso de la fábrica.

 

Cerveza Bizarra tiene seis variedades en el mercado en este momento, una American Pale Ale, una Brown Ale, Trigo, Black IPA, Red IPA y una cerveza añejada en barricas de Bourbon. Cinco de ellas son habituales y se complementan con una cerveza “de invierno”. Su producción oscila entre los 2000 y los 2500 litros en la actualidad, han conseguido abrir mercado y con ello alcanzar esta producción tras un primer año en el que gran parte de los esfuerzos se fueron en presentar el producto y darse a conocer. Cerveza Bizarra es una marca habitual en Ferias, son conscientes de la importancia de llegar al consumidor a través de estos encuentros, y es habitual encontrarles tanto en ferias específicas de cerveza artesana como en ferias populares, agroalimentarias y mercados de pueblos, lo que hace que en épocas como primavera y verano, recorran una buena parte de la geografía y pasen muchos fines de semana dedicados a esta actividad.

 

 

Bizarra se comercializa en Salamanca como no puede ser de otra manera, además se puede encontrar en casi toda Castilla y León, en Madrid y Barcelona, País Vasco, Extremadura y en algunos puntos de Andalucía como Cádiz por ejemplo.

 

EL FUTURO DE LA CERVEZA ARTESANAL

 

Son conscientes que a día de hoy el mercado es inmaduro y el consumidor aún está conociendo la cerveza artesanal y aprendiendo a entenderla. Creen que al igual que hay ya en el mercado muchas cervezas de calidad, este boom hace que otras que no sean demasiado buenas también han aparecido.

 

Cada día hay más público que sabe saborear y disfrutar este tipo de cerveza pero también hay una gran competencia, cada vez más fábricas que por un lado ayuda y por otro complica la venta. Están convencidos de que es más importante la calidad del producto que la productividad y esa es su línea de trabajo. Confiesan que existe cierto temor a que esto sea solo “una moda” pasajera pero dada la trayectoria de estos productos en otros países confían en que en España se pueda asentar también la cultura de la cerveza artesanal.

 

Bizarra es un proyecto que necesita asentarse como empresa rentable unos cuatro años como máximo. La evolución del mercado es fundamental en este caso, y tal y como pasa en otras fábricas de cerveza similares tratan de adaptarse a las necesidades de producción y volumen pero las inversiones lo hacen relativamente difícil.

 

El nombre de Bizarra  les gustó por diversos motivos, sobre todo por la sonoridad y potencia de la palabra en sí, además hace alusión a valentía, y no es difícil jugar y sacar con sus letras el término “birraza” o identificar incluso a Bizarra como la Birra Charra. En su logotipo podemos encontrar medio botón charro, filigrana de orfebrería símbolo tradicional del folklore salmantino, un guiño a la tierra de esta marca de cerveza.

 

La fábrica se  puede visitar y se pueden hacer catas concertadas, uno de los proyectos más inmediatos es habilitar un espacio con barra a modo de “brewpub” que haga las veces de sala de catas y degustaciones. Y quizá en breve invertir en ampliar el equipo para poder producir más.

 

PRODUCCIÓN PARA SUMINISTRAR EN BARRIL Y BOTELLA 

 

¿Qué cerveza beber? – Bourbon Oak.

 

La cerveza de la que más orgullosos están Raúl y Arantxa es s Bourbon Oak. Una cerveza que por estilo no es habitual en las cerveceras nacionales. Si bien cada vez van apareciendo más Barley Wine en el mercado nacional, Bizarra se lanzó pronto a elaborar este estilo que se caracteriza por ser su cerveza de invierno, una cerveza ambar con una guarda de cinco o seis meses en barrica de Bourbon. Es una cerveza potente, con alto grado y percepción alcohólica pero con unos matices muy interesantes a madera y al propio Bourbon, se puede disfrutar de forma reposada, sin prisas y que gana en matices según se atempera. Buena para maridar con caza, carnes rojas y ahumados. Ideal para aquellos que busquen un tono licoroso lejos de las cervezas más habituales.

 

Dentro de la gama hay cervezas como la trigo, la rubia o la tostada muy fáciles de beber para todo aquel que sea o no cervecero habitual.

 

Este ha sido nuestro paso por Salamanca, seguiremos recorriendo Castilla y León y sus microcerveceras.