Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Descubren un potencial tratamiento tópico para la degeneración macular

Investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Tufts han identificado un posible tratamiento tópico para la degeneración macular relacionada con la edad (AMD, en sus siglas en inglés) en un estudio de ratones que se muestra prometedor para su uso clínico.

Los resultados de la investigación, publicados este miércoles en la revista 'Plos One', son los primeros en informar sobre el uso tópico exitoso de un compuesto capaz de inhibir los síntomas asociados tanto con la AMD seca (la forma anterior) y la AMD húmeda (la forma más rara y tardía de la enfermedad) y podrían representar un gran avance para el tratamiento de estas condiciones.

 

El equipo de investigadores de Tufts, dirigido por Rajendra Kumar-Singh, informó que la aplicación tópica de piridoxalfosfato-6-azofenil-2', 4' -disulfónico, un compuesto llamado PPADS, inhibe el daño a los tejidos del ojo que afecta a la capacidad del individuo para ver el color y el detalle fino, además de reducir el crecimiento de vasos sanguíneos extraños en la parte posterior del ojo en relación con la degeneración macular avanzada.

 

Según el Instituto Nacional del Ojo, más de 7 millones de personas en Estados Unidos están en riesgo considerable de desarrollar AMD. Los factores que contribuyen a AMD incluyen la edad, la dieta, fumar y la predisposición genética. La degeneración macular seca es la etapa más común y menos grave de AMD, que se caracteriza por la pérdida lenta o difuminación de la visión central en varios lugares.

 

La degeneración macular húmeda, que casi siempre empieza como AMD seca y sólo se produce en aproximadamente el 10 por ciento de los pacientes, es más avanzada y se caracteriza por el desarrollo de los vasos sanguíneos en la parte posterior del ojo que a menudo tienen fugas y dañan los tejidos circundantes. Sólo existe tratamiento para la forma húmeda de AMD, que consiste en la administración por parte de un oftalmólogo de inyecciones cada cuatro a doce semanas que pueden ser incómodas, arriesgadas y una carga para los pacientes.

 

El desarrollo de un tratamiento de gota ocular tópica que funcione tanto en la AMD seca como húmeda podría aumentar la adherencia al tratamiento y reducir la incomodidad del paciente mediante la reducción o la eliminación de la necesidad de inyecciones directas. "La terapia ideal es la que puede ser autoadministrada diariamente por los pacientes", subrayó el autor principal, Rajendra Kumar-Singh, profesor asociado de Oftalmología de la Facultad de Medicina y miembro de la Universidad de Tufts.

 

Tras matizar que hacen falta más estudios para determinar la seguridad, la dosis y otros factores antes de llevar esta terapia a los ensayos clínicos, afirmo que el estudio sugiere que "hay una promesa significativa para el desarrollo de los tratamientos tópicos autoadministrados contra la degeneración macular relacionada con la edad en los seres humanos".

 

Para probar la eficacia de una aplicación tópica de PPADS , el equipo indujo el daño a los tejidos y los vasos sanguíneos característicos de AMD en ratones anestesiados y, posteriormente, se les administró el tratamiento tópico cada 24 horas durante tres días consecutivos. Los investigadores examinaron los tejidos del ojo una semana más tarde para evaluar la progresión de los daños y el crecimiento de vasos sanguíneos.

 

"Nuestro estudio encontró que la aplicación tópica del compuesto PPADS trabaja en dos frentes. En primer lugar, se detiene el daño a los ojos causado por los poros formados en la membrana que conduce a la muerte celular dentro del ojo por la detención de un proceso del sistema inmune conocido como complemento que es responsable de la AMD seca. Segundo, evita la formación de los vasos sanguíneos que pueden derramarse y dañar el ojo, un proceso relacionado con la AMD húmeda", resumió el primer autor Kerstin Birke, investigador postdoctoral en el laboratorio de Kumar-Singh en Tufts.