Descubren el fósil de pino más antiguo del mundo: 140 millones de años

Fósil Pino

Un equipo de científicos ha descubierto el fósil más antiguo conocido de un pino. Concretamente, las ramitas de pino carbonizadas halladas se remontan a 140 millones de años, en un momento en que esta especie dominaba los bosques del hemisferio norte, pero los incendios arrasaron grandes extensiones de tierra.

La investigación, publicada en 'Geology', sugiere que la evolución de este árbol se forma en el paisaje de fuego del Cretácico, donde los niveles de oxígeno eran mucho más altos que los actuales. "Los fósiles muestran que los incendios hicieron estragos en los bosques de pino y, probablemente, los más tempranos son los que dieron forma a la evolución de este importante árbol", ha apuntado el autor principal Howard Falcon-Lang, de la Universidad de Londres.

Las muestras, que se descubrieron en Nueva Escocia (Canadá), se conservaron como el carbón dentro de especímenes de una cantera. "Fue sólo cuando diluí los ejemplares en ácido que estos bellos fósiles cayeron", ha apuntado a la BBC el autor, que ha apuntado que las muestras estuvieron guardadas unos cinco años antes del hallazgo.

UNA GRAN ADAPTACIÓN AL FUEGO

Los fósiles tienen sólo unos pocos milímetros de largo, pero probablemente provenían de árboles de pino que se asemejan a los actuales, que pueblan los arcenes de numerosas carreteras del norte.

Del mismo modo, los científicos han indicado que este árbol está bien adaptado al fuego, ya que, a pesar de tener una madera inflamable que arde fácilmente, produce piñas que sólo germinarán después de haber sido quemadas, lo que garantiza que una nueva generación de árboles se siembre después de que el fuego halla pasado por la zona y a pesar de que el resto de vegetación haya sido destruida.

Los expertos han debatido por qué estas piñas prosperan en los incendios forestales. "Una de las rarezas de los pinos de hoy es que son una de las especies más adaptadas al fuego en el planeta. Estos fósiles antiguos de pino se conservan como el carbón, producto de fuego, lo que sugiere que la 'convivencia' de los pinos con los incendios es algo que se remonta al mismo origen de los primeros árboles de esta especie", ha apuntado uno de los autores, el doctor Falcon-Lang.