Descienden un 4 por ciento los contratos convertidos en indefinidos en Castilla y Léon

TRIBUNA

Los contratos convertidos en indefinidos en Castilla y León han descendido un 4 por ciento, al pasar de los 4.545 que se convirtieron en el primer trimestre de 2013 a los 4.364 del mismo periodo de 2014.

Por provincias, la variación ha sido positiva en tres provincias, Palencia (22,1 por ciento), Ávila (5,2 por ciento) y Salamanca (2 por ciento) mientras que el resto de las provincias castellanoleonesas ha registrado un comportamiento negativo: Zamora (-26 por ciento), Burgos (-9,2 por ciento), Segovia (-9,1 por ciento), Valladolid (-4,7 por ciento), Soria (-3,7 por ciento) y León (-3,1 por ciento).

A nivel nacional, 2011 fue el año con menor número de contratos convertidos en indefinidos desde 2008, con 86.600 en el primer trimestre, mientras que este curso se han registrado 102.300, un 2,7 por ciento más que en 2013, cuando se efectuaron 99.600.

A partir del informe elaborado por Randstad, se ha detectado que han aumentado los contratos convertidos en indefinidos por tercer año consecutivo. Así, 2011 fue el ejercicio donde este número alcanzó su punto más bajo en el periodo analizado, con 86.600 contratos convertidos en indefinidos.

En 2012 esta cifra ascendió a 96.500; 99.600 en 2013 y este año ha superado la barrera de los 100.000, para situarse en los 102.300, lo que ha supuesto un incremento del 2,7 por ciento respecto a 2013.