Descartan la falsificación de un papiro antiguo que atribuye una esposa a Jesús

Un fragmento de papiro conocido como el "Evangelio de la esposa de Jesús", que suscitó gran polémica cuando se dio a conocer por una historiadora de la Harvard Divinity Schoolen 2012, ha sido analizado por científicos, que han concluido que la tinta y el papiro son muy probablemente antiguos y no una falsificación moderna.

El escepticismo sobre el pequeño trozo de papiro ha sido feroz, porque contenía una frase nunca antes vista en las Escrituras: 

 

"Jesús les dijo :'Mi esposa ... '". También contenía las palabras 


"ella será capaz de ser mi discípulo", una cláusula que inflama el debate sobre si las mujeres deberían poder ser sacerdotes.

 

El fragmento de papiro ha sido analizado por profesores de Ingeniería Eléctrica, Química y Biología en la Universidad de Columbia, la Universidad de Harvard y el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), quienes concluyen que se asemeja a otros papiros antiguos desde el siglo IV hasta el VIII.

 

NO SE PRUEBA QUE JESÚS TUVIERA UNA ESPOSA

 

Los resultados de las investigación no prueban que Jesús tuviera una esposa o discípulos mujeres, sólo que es más probable que sea un fragmento de un manuscrito antiguo que una falsificación, según el acuerdo de los expertos.

 

Karen L. King, historiadora de la Harvard Divinity School que dio al papiro su nombre y fama, ha dicho desde el principio que no debe ser considerado como evidencia de que Jesús se casó , sólo de que los primeros cristianos estaban discutiendo activamente el celibato, el sexo, el matrimonio y el discipulado.

 

Es muy inusual comprobar la tinta y el papiro de un fragmento tan pequeño -éste es de 4 por 8 centímetros-, ya que puede dañar el elemento. La autenticidad y las fechas de otros fragmentos famosos fueron determinados por paleógrafos que examinaron la escritura a mano.

 

Pero en este caso, el papiro fue analizado en la Universidad de Columbia utilizando espectroscopía micro-Raman para determinar la composición química de la tinta. James T. Yardley, un profesor de ingeniería eléctrica. Éste dijo que el carbono negro de tinta sobre este fragmento era "perfectamente compatible con otros 35 o 40 manuscritos que que hemos visto", que datan del año 400 al 700 u 800 después de Cristo.

 

En el Centro del MIT para la Ciencia de los Materiales e Ingeniería , Timothy M. Swager , profesor de química utilizó la espectroscopia infrarroja para determinar si la tinta mostraba variación o inconsistencia. "No hay absolutamente ninguna evidencia de ello. Habría sido sumamente difícil, si no imposible".