Desarticulada una de las más importantes redes de distribución de droga al menudeo en la provincia de Valladolid

La Guardia Civil de Valladolid, en el marco de la 'Operación Chorros', ha detenido a once personas por su presunta pertenencia a una de las redes más importantes de distribución de droga al menudeo en la provincia, que operaba en la capital, Arroyo de la Encomienda, Peñafiel, Mojados y Olmedo.

Fruto de la citada operación, amén de las once personas detenidas, ocho varones y tres mujeres con edades comprendidas entre los 20 y 47 años, la Benemérita ha realizado registros en cuatro domicilios y tres locales en los que se ha incautado de estupefacientes por importe de 35.000 euros, entre ellas 525 gramos de cocaína, 600 de sustancia de corte, 200 gramos de hachís, 100 de marihuana, así como de dos vehículos a motos, cinco básculas de precisión, diecisiete teléfonos móviles y 1.400 euros en efectivos.

 

Los pormenores de la desarticulación de esta red han sido dados a conocer por el subdelegado del Gobierno en Valladolid, José Antonio Martínez Bermejo; el jefe de la Comandancia de la Guardia Civil, Juan Miguel Recio, y el comandante y jefe de operaciones, Javier Peña, quienes han coincidido al subrayar la trascendencia de la operación, aún no cerrada, debido, en palabras del segundo de ellos, a la multiplicidad de sustancias intervenidas, cocaína, hachís y marihuana, y al hecho de que "se han desmantelado un montón de pequeños puntos en distintas localidades de la provincia".

 

Las pesquisas se iniciaron a comienzos del pasado mes de abril a raíz de la interceptación de un vehículo en Mojados a cuyo conductor se ocuparon 100 gramos de hachís y 11 gramos de cocaína. A partir de entonces, se abrió la 'Operación Chorros', a través de la cual se descubrió una red de distribución de sustancias estupefacientes al menudeo especializada, por un lado, en la cocaína y, por otro, en el hachís.

 

Como responsable de la ramificación especializada en la 'coca' figuraba un varón de 35 años, E.F.A.A, natural de la República Dominicana y vecino de Arroyo de la Encomienda, mientras que de la distribución de hachís se había hecho cargo, presuntamente, otro varón de 42 años, S.K, de origen marroquí y vecino de Valladolid, en ambos casos sin trabajo conocido, a pesar de que, como ha explicado el comandante, Javier Peña, "el primero de ellos regentaba un locutorio y una peluquería, ambas en la capital, que en realidad eran negocios pantalla y que eran utilizados para blanquear el dinero".

 

En calidad de intermediario de ambas ramas se sitúa a M.A.B.A, de 38 años y vecino de Valladolid, quien, según Peña, tenía por cometido buscar a potenciales distribuidores o 'camellos' a menor escala con el fin de mover la droga, tanto el hachís como la 'coca', entre los jóvenes y en lugares de esparcimiento de la provincia.

 

En el transcurso de las pesquisas, el pasado día 15 de mayo se realizó un registró en un domicilio de Arroyo, donde se ocuparon 512 gramos de cocaína, 470 gramos de sustancia de corte y 70 gramos de marihuana, junto con dos vehículos, al tiempo que se procedió a la detención de cinco personas, todas ellas nativas de República Dominicana, entre ellas el supuesto responsable de la ramificación especializada en la distribución de 'coca', E.F.A.A.

 

UN BAR EN PEÑAFIEL

 

Al día siguiente se detuvo a un vecino de Peñafiel, J.H.M, de 46 años, titular de un bar y una vivienda anexa utilizadas, supuestamente, a la venta de drogas al por menor, mientras que el día 21 fue interceptado el citado ciudadano de origen marroquí, S.K, en cuyo domicilio, en Valladolid capital, fueron intervenidos 42 gramos de hachís.

 

En la última fase, el 23 de mayo, la Benemérita registró un domicilio en Mojados y se detuvo a otras cuatro personas, junto con distintas sustancias estupefacientes, por su supuesta implicación en esta red de distribución de drogas.

 

LIGERO REPUNTE EN EL PRIMER TRIMESTRE

 

El subdelegado del Gobierno en la Provincia, José Antonio Martínez Bermejo, ha aprovechado la presencia de los medios de comunicación para subrayar el trabajo desplegado por la Benemérita en la lucha contra el tráfico de drogas y en dicho contexto ha enmarcado el descenso de la actividad de los traficantes en los dos últimos años, con 82 operaciones en 2011 frente a las 59 desplegadas en 2012.

 

Pese a ello, Martínez Bermejo, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha reconocido un "ligero repunte" de dicha actividad delictiva en el primer trimestre del año, con 16 operaciones frente a las 12 en el mismo periodo de 2012, aunque "al final los agentes siempre están alerta y vigilantes y terminan desmantelando redes como esta última".