“Derogación de la Reforma Laboral” para evitar el cierre de Lauki y Dulciora en Valladolid

El PP del Ayuntamiento de Valladolid se manifestó así en el Pleno. A.MINGUEZA

El resto de partidos presentes en el Pleno Municipal echaron en cara al PP la aprobación de la citada Reforma, pese al acuerdo final de todos de apoyo a los trabajadores de ambas empresas.

Era el tema estrella en el Ayuntamiento de Valladolid este viernes; los nombres de Lauki y Dulciora retumbaron con fuerza en el Salón de Plenos para hacer una petición en voz alta; no al cierre de las dos empresas, con el objetivo de dejárselo claro a la Junta de Castilla y León y al Gobierno de España para que hagan todo lo que esté en sus manos para evitar las clausuras de dos empresas históricas de las que dependen 85 y 232 familias, respectivamente.

 

Pero claro, el acuerdo total casi siempre es imposible, y lo que se supone debía ser una declaración de intenciones de los 29 concejales de los cinco partidos terminó por convertirse en un debate sobre quién es el culpable de la situación y de la forma de buscar soluciones. Por un lado, los trabajadores de Lauki y Dulciora, que junto a Sí se Puede, Toma la Palabra y PSOE pedían de manera frontal la derogación de la Reforma Laboral de 2012. Por el otro, el PP que se mostraba de acuerdo en el apoyo pero aseguraba que Junta de Castilla y León han trabajado siempre para evitar estas situaciones de cierre.

 

“Es realmente lamentable que lo achaquen todo a la Reforma”, hizo ver el portavoz del PP, Jesús Enríquez, quien hizo ver que ambas clausuras se deben a “estrategias empresariales que se rigen solo por el beneficio”. En todo caso, el representante popular mostró la posibilidad de apoyar la moción presentada por los socialistas si se quitaban todas las referencias a la Reforma Laboral.

 

Y fue solo el arranque de un intercambio de opiniones visible, patente, en el que como suele ocurrir en infinidad de ocasiones el Partido Popular tuvo que enfrentarse al resto de partidos -todos los concejales del partido sacaron carteles de no al cierre de Lauki y Dulciora-, con tan solo un tímido apoyo de Ciudadanos, a lo que respondió enseguida por Toma la Palabra María Sánchez.

 

“El PP lamenta la situación de los cierres con carteles, pero olvida que esto viene de sus leyes aprobadas, como si esto cayera del cielo”, atacó la edil en referencia a la Reforma aprobada con la mayoría popular en el Congreso de los Diputados. “Se trata de usar leyes a favor de los vecinos y las vecinas, y de esto se olvidan en el PP”.

 

Finalmente, y tras una intervención del alcalde Óscar Puente en la que intentó buscar el consenso de todos los partidos y dejarse de divisiones por el bien común y de los trabajadores de Lauki y Dulciora -por cierto que no faltaron las referencias a los de Madison, RTVCYL, la imprenta cerrada de Vocento o de Banco Ceiss-, se votó la moción aceptando retirar la referencia a la Reforma Laboral.

 

¿Y el resultado? Aprobado por unanimidad de los cinco partidos y el concejal no adscrito, con lo que el Ayuntamiento de Valladolid incitará a Junta y a Gobierno de España a buscar una solución para estas dos empresas que, por el momento, lo cierto es que siguen camino de echar el cierre.

Noticias relacionadas