Derbi madrileño, PSG-Barça, Oporto-Bayern y Juventus-Mónaco en cuartos de final

Cruces de Champions

Atlético de Madrid-Real Madrid, Paris Saint Germain-Barcelona, Oporto-Bayern Múnich y Juventus-Mónaco son los emparejamientos de los cuartos de final de la Liga de Campeones, después del sorteo celebrado en Nyon. 

Los dos equipos madrileños volverán a enfrentarse en la máxima competición europea después de protagonizar la final del año pasado, mientras que Barça y PSG se medirán de nuevo después de la reciente fase de grupos, en la que ambos equipos ganaron sus respectivos duelos en casa.

Los partidos de ida se disputarán los días 14 y 15 de abril y los de vuelta, los días 21 y 22 del mismo mes. Cuando se conozcan los cuatro equipos clasificados para las semifinales, la UEFA celebrará un nuevo sorteo el 24 de abril para estos partidos que se celebrarán los días 5-6 y 12-13 de mayo.

Posteriormente, el Estadio Olímpico de Berlín será sede de la final, que se disputará el 6 de junio y a la que intentarán regresar los equipos españoles, después de que el año pasado el Real Madrid se impusiera al Atlético para levantar la 'Décima'.

 

La eliminatoria estrella supondrá la reedición de la final del año pasado, en la que el Real Madrid conquistó la 'Décima' tras un gol de Sergio Ramos al límite del tiempo reglamentario que condenó el duelo a la prórroga en Lisboa, donde el equipo blanco no tuvo piedad y acabó goleando (4-1) a un rival desfondado.

 

Desde aquel partido, 'merengues' y 'colchoneros' se han vuelto a topar en todas las competiciones con clara preponderancia del Atlético de Madrid, que conquistó la Supercopa de España, eliminó a su vecino en octavos de final de la Copa y se impuso en ambos duelos ligueros, tanto en el Santiago Bernabéu (1-2) como en el Vicente Calderón (4-0).

 

Especialmente doloroso fue este último precedente disputado hace seis semanas, en el que el Atlético destrozó a su rival con un partido para el recuerdo de la afición rojiblanca. Por ello, las ansias de revancha inflaman los ánimos de ambos bandos, cada uno con sus razones comprensibles y legítimas.

 

Esta eliminatoria madrileña asegura un equipo español en semifinales, ronda a la que intentará retornar el Barcelona -eliminado el año pasado en cuartos por el Atlético- en su enfrentamiento ante el PSG que afrontará con ventaja de campo.

 

'Culés' y parisinos también se han convertido en rivales habituales y volverán a encontrarse en cuartos de final dos años después. Aquella eliminatoria muy igualada cayó del lado azulgrana gracias al valor doble de los goles a domicilio, ya que se registraron sendos empates en París (2-2) y Barcelona (1-1), donde la entrada del renqueante Messi en la segunda parte y un gol de Pedro a falta de 20 minutos tintaron de azulgrana a billete a semifinales.

 

Ambos equipos volvieron a enfrentarse en la fase de grupos de esta misma temporada, con victorias locales primero en Francia (3-2) y posteriormente en el Camp Nou (3-1), donde el Barça remontó con goles de todo el tridente. El PSG buscará venganza tras sorprender al Chelsea en octavos aunque, en el duelo de ida, deberá hacerlo sin los sancionados Zlatan Ibrahimovic y Marco Verratti, igual que está castigado Dani Alves.

 

Mónaco y Oporto eran los rivales más deseados por los principales aspirantes al título y quedaron emparejados con Bayern y Juventus, respectivamente, y además con ventaja de campo, por lo que los vigentes campeones de la Bundesliga y la Serie A parten como favoritos para meterse entre los cuatro mejores.

 

El duelo de entrenadores españoles entre Julen Lopetegui y Pep Guardiola decidirá un billete a semifinales entre el Oporto, plagado de jugadores españoles en su plantilla, y el Bayern, que busca el desquite europeo tras la sonrojante eliminación ante el Real Madrid de la temporada pasada.

 

Por último, la Juventus de Álvaro Morata y Fernando Llorente se quedó con el rival más deseado por todos, el sorprendente Mónaco, que se clasificó después de eliminar al Arsenal. La 'Vecchia Signora', en plena progresión por recuperar su antiguo esplendor, dispone así de una oportunidad inmejorable para retornar a la élite europea.

 

 

Noticias relacionadas