Denuncian la situación de "extrema gravedad" del río Cega sin agua y con peces muertos

Varias asociaciones de ecologistas han denunciado la situación de este río en la provincia de Valladolid. También critican la "sobreexplotación" de caudales para riegos agrícolas.

La Asociación Garrapinos, el Grupo Naturalista Ornitológico Alauda y la Asociación para la Conservación Y Estudio de la Naturaleza de Valladolid han denunciado este jueves la situación de "extrema gravedad" en que se encuentra el río Cega a su paso por la provincia.

  

Estas organizaciones han explicado, en un comunicado remitido a Europa Press, que el cauce aparece seco "debido a las condiciones climatológicas extremas" que se están viviendo este verano, pero cuyas consecuencias se han visto acrecentadas por la "sobreexplotación" de caudales para riegos agrícolas.

  

Asimismo, han explicado que en las inmediaciones de la presa del Cardiel "pueden observarse cientos, si no miles, de peces muertos o a punto de morir", y han precisado que la situación de caudal cero "debería haberse evitado por parte del organismo de cuenca mediante las oportunas restricciones de los riegos", ya que dispone de datos a tiempo real que se pueden consultar públicamente en la aplicación SAIH Duero, alojada en la web de la Confederación Hidrográfica del Duero.

  

A la citada sobreexplotación de caudales hay que añadir" lo que a todas luces parece una irracional gestión del represamiento aguas arriba de la central de El Cardiel", según estas organizaciones, que han precisado que los indicios encontrados "apuntan a que se ha provocado una brusca bajada del nivel del agua, o aprovechamiento en hidropunta".

  

En opinión de los naturalistas, esta situación debe ser investigada por las administraciones competentes, en este caso la Confederación Hidrográfica del Duero y el Servicio Territorial de Medio Ambiente, ante la posibilidad de haberse incurrido en una infracción medioambiental.

  

Entre las especies más afectadas se encuentran barbo común (Luciobarbus bocagei), bermejuela (Achondrostoma arcasii) y colmilleja (Cobitis palúdica), todas endémicas de la península ibérica y dos de ellas catalogadas como vulnerables en el libro rojo de los peces continentales (MAGRAMA; UICN).

  

Desde distintas asociaciones y colectivos de carácter conservacionista se ha propuesto una actuación urgente de rescate, que permitiera rescatar y trasladar los ejemplares vivos aguas abajo de la presa, donde se mantiene un caudal mínimo