Denuncian el vertido ilegal de 30.000 toneladas de escombros en una parcela de Valladolid

Imagen de la parcela con el vertido denunciado.

Alerta de que este tipo de acopios, en este caso en el paraje de Valdezoño, favorecen sucesos como el largo incendio registrado en Grijota (Palencia) la pasada semana. 

La Asociación de Gestores de Residuos de Demolición y Construcción de Castilla y León (Agerdcyl) ha denunciado el vertido ilegal de escombros realizado, presuntamente, en la parcela número 30 del polígono 9 del paraje de Valdezoño, en Valladolid, y ha alertado de que hechos de este tipo favorecen sucesos como el incendio registrado en Grijota (Palencia) la semana pasada.

 

La denuncia de estos vertidos, en concreto de residuos de construcción y demolición, denominados 'RCDs', así como de arenas de fundición, ha sido presentada ante el Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León en Valladolid y el Seprona de la Guardia Civil.

 

Estas arenas y residuos han sido depositados por la empresa Reciclados Pucelanos S.L. en la referida parcela, terreno en el que se encuentran tanto las instalaciones de esta entidad como las de la mercantil Cerámica Zaratán S.A, si bien Agerdcyl desconoce, con exactitud, cuántas toneladas pueden estar acumuladas, aunque estima que pueden ser más de treinta mil.

 

La asociación, a través de un comunicado recogido por Europa Press,  destaca que dicha parcela está excavada a diferentes alturas y que en varios de esos huecos se están vertiendo RCDs, los cuales son recogidos por la empresa Reciclados Pucelanos S.L.

 

Además, Agerdcyl alega que se están enterrando en el terreno residuos de construcción y demolición mezclados con arenas de fundición, las cuales deberían ser empleadas en la producción de ladrillos, la actividad fundamental a la que se dedica la empresa Cerámicas Zaratán S.A.

 

EN CONTRA DE LA NORMATIVA

 

Tal y como afirma la asociación, estas prácticas que se están llevando a cabo en dicha parcela, van en contra de la normativa de residuos general, Ley 22/2011 de Residuos y Suelos Contaminados, y de los artículos 7 y 8 del Real Decreto 105/2008 de 1 febrero que regula la producción y gestión de los residuos de construcción y demolición.

 

El motivo fundamental de esta presunta ilegalidad reside en el hecho de que se está desarrollando "una actividad de eliminación de residuos incontrolada", lo que trae consigo "graves efectos para el medio ambiente", puesto que las arenas de fundición presentan un "alto contenido en metales pesados", destaca Agerdcyl.

 

Además, la empresa Reciclados Pucelanos S.L., "no está realizando trabajos de tratamiento, gestión y valoración de residuos de construcción y demolición", a pesar de que la misma está inscrita en el Registro de Gestores de Residuos de Construcción y Demolición de Castilla y León.

 

Según la asociación denunciante, tanto las arenas de fundición como los residuos de construcción y demolición "no son aptos para una restauración de explotación minera sin antes disponer de una autorización de vertido". Estos materiales deben someterse a varios procesos de valorización, como son, por un lado, la utilización de arenas de fundición para la producción de otros productos como ladrillos y, por otro, la producción de árido reciclado en el caso de los RCDs.

 

Por todos estos motivos, Agerdcyl, a través de su denuncia y después de que se realicen los trámites correspondientes, espera que la parcela vuelva al estado en el que se encontraba antes del vertido, no sin antes comprobar "la veracidad de los hechos y cuantificar las toneladas de material que han sido vertidos de manera irregular".

 

Asimismo, reclama que se lleven a cabo "cuantas actuaciones sean necesarias para que los responsables de los vertidos sean sancionados".

Noticias relacionadas