Del Burgo declaró ante notario hace un mes cómo medió para que el PP diera 500.000 euros a una concejala objetivo de ETA

Jaime Ignacio del Burgo.
Dice que la Agencia Tributaria no puede verificar si el PP le aplicó el IRPF porque la retención no existe: el dinero no era para él


MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

El exdiputado del PP Jaime Ignacio del Burgo acudió hace un mes a un notario de Pamplona para hacer una declaración jurada en la que explica cómo hizo de intermediario para que el PP entregara 500.000 pesetas a una concejala navarra que era objetivo de ETA y necesitaba ayuda económica.

La declaración llegó el pasado 20 de marzo al Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional y consta en el sumario de la causa en la que se investiga la supuesta contabilidad 'B' del PP atribuida a su extesorero Luis Bárcenas, recogido por Europa Press.

El asunto de la ayuda económica se conoció tras la publicación por El País de una copia de los llamados 'papeles de Bárcenas' y el propio Del Burgo dio explicaciones públicas a principios de febrero. Izquierda Unida presentó después una querella criminal contra Bárcenas y solicitó, entre otras cosas, la declaración ante el juez de Del Burgo como testigo y las retenciones de IRPF realizadas por Hacienda por el cobro de ese dinero.

La querella fue admitida por titular del Juzgado el pasado 11 de marzo y el día 14, el exdiputado navarro acudió a un notario de Pamplona para hacer una declaración jurada junto a la exconcejala de UPN en Villava (Navarra) Elena Murillo, que asegura en el mismo documento que todo lo que Del Burgo cuenta "se ajusta fielmente a la realidad de lo ocurrido".

En la declaración, Del Burgo explica que Murillo sufrió un atentado de ETA en su domicilio el 15 de abril de 2001. Unos meses después, tras el asesinato de otro concejal UPN, José Javier Múgica, la edil explicó a Del Burgo que atravesaba una situación "angustiosa", que había tenido que abandonar su casa y buscar otra de alquiler, pero que no podía hacer frente al coste.

TRAS EL NO DE UPN

Jaime Ignacio del Burgo añade que Elena Murillo había acudido al entonces secretario general de UPN "y no había tenido ninguna acogida". Por eso le pedía ayuda a él, que decidió comentar el caso con su compañero de escaño en el Congreso, Álvaro Lapuerta, tesorero del PP, con el que mantenía "una gran amistad".

Lapuerta aceptó ayudar a la concejala con 500.000 pesetas que le serían entregadas a Del Burgo en la gerencia nacional del PP, "como así ocurrió el 28 de julio de 2001". El diputado trasladó el dinero a Pamplona y se lo entregó a Elena Murillo, que firmó un recibí (en la documentación del juzgado figura una copia).

En su declaración jurada, Jaime Ignacio del Burgo responde también a otra de las peticiones de IU en su querella, las retenciones de IRPF correspondientes a ese dinero.

"No hace falta que la Agencia Tributaria verifique si el PP practicó retención a efectos del IRPF con motivo de la entrega de las 500.000 pesetas, sencillamente porque no existe, ya que no era procedente pues no era yo el destinatario del dinero ni se trataba de ninguna retribución", dice el exdiputado.