Del Bosque asegura en Valladolid que “todo el mundo debe ayudar a la parte de la sociedad más débil”

Vicente del Bosque recibió el Premio Extraordinario Benito Menni en Valladolid. A.MINGUEZA

El Centro Hospitalario vallisoletano Benito Menni ha reconocido la contribución del Seleccionador Nacional de Fútbol en la defensa de los derechos de las personas con discapacidad. 

Vicente del Bosque ha sido galardonado este miércoles con el Premio Extraordinario Benito Menni por apoyar “la necesaria normalización de la vida de las personas con capacidades diferentes” como aseguraba el director-gerente del Centro Hospitalario Benito Menni de Valladolid, Antonio Rodríguez.

 

Tras un breve coloquio con parte de la comunidad hospitalaria, Del Bosque ha recibido el galardón, diseñado por el conocido escultor Andrés Coello, mientras aseguraba que “nadie tiene que ser reconocido por su bondad porque todo el mundo ha de tener un comportamiento social y un sentimiento de apoyo a aquellos que no gozan en salud”.

 

Además afirmaba que estas personas tenían que tener “las mismas libertades, la misma independencia que los demás y el mismo tratamiento que otras enfermedades”. El entrenador nacional ha calificado el deporte como compromiso social y una buena forma de integración social y asegura que “debemos de preservar todo lo bueno que tiene el deporte y trasladarlo a los sociedad “.

 

Vicente del Bosque posó con todo aquel que se lo pidió. A.MINGUEZA

 

Desde 2012, el Centro Hospitalario Benito Menni galardona con este premio a aquellas instituciones o personas físicas que han contribuido a la defensa de la integración social y de los derechos de las personas con discapacidad. El doctor Emeterio Fernández Marcos; la periodista especializada de El Norte de Castilla, Ana Santiago; el fundador de Mensajeros de La Paz; e Isidro Fainé, Presidente de CaixaBank ha sido reconocido con este premio años anteriores. 

 

Desde el año pasado se incluye en estos reconocimientos el Premio Extraordinario del Centro para dar a conocer a esas personas que durante su trayectoria han participado intensamente en la labor social y han ayudado a los colectivos sociales. El primero en recibirlo fue el Padre Ángel y este año Vicente del Bosque ha adquirido el galardón por su compromiso de integración social a través del deporte y su constante apoyo a personas con discapacidad.