Defensa suspende la búsqueda de los militares por considerar que ya no es posible encontrar más restos

Helicóptero AS 332 'Super Puma' del Ejército del Aire

La empresa contratada asegura que "ya ha aplicado todos los medios y recursos" tras encontrar dos cuerpos y posibles restos de los otros.

El Ministerio de Defensa ha decidido suspender la búsqueda de los tripulantes del helicóptero del Ejército del Aire accidentado el pasado 19 de marzo en aguas de Canarias porque la empresa estadounidense contratada para la localización considera que "ya no hay posibilidades racionales" de encontrar más restos.


Según ha informado a Europa Press el departamento que dirige Pedro Morenés, la compañía Phoenix International Holding ha determinado, después de diez días de búsqueda, que "ya ha aplicado todos los medios y recursos de que dispone de manera intensiva y conforme a sus procedimientos más exigentes".

Phoenix ha comunicado a Defensa que "no cabe esperar nuevos hallazgos", por lo que entiende que "no tiene objeto proseguir con la búsqueda" de más restos de los dos militares todavía desaparecidos. El ministerio ha aceptado estas explicaciones de la empresa y, por tanto, se ha cancelado el rastreo.

Los tripulantes de la aeronave eran el capitán Daniel Pena Valiño, los tenientes Carmen Ortega Cortés y Sebastián Ruiz Galván y el mecánico sargento Carlos Caramanzana Álvarez. El quinto ocupante, el sargento Johander Ojeda, fue rescatado con vida a los pocos minutos del siniestro.

SÓLO DOS CUERPOS RECUPERADOS

El robot 'Rémora II', del buque 'EDT Ares' de la empresa Phoenix, localizó el pasado domingo en el lecho marino, a más de 2.300 metros de profundidad, el helicóptero 'Súper Puma' siniestrado hacía un mes y al día siguiente consiguió recuperar dos de los cuerpos de los cuatro militares fallecidos.

Sin embargo, los equipos de rescate sólo pudieron localizar restos que podrían pertenecer a los otros dos tripulantes, si bien consideran que, con el paso de los días, "ya no hay posibilidades racionales" de localizar otros restos.

La Comisión de Investigación Técnica de Accidentes de Aeronaves Militares continúa estudiando los restos que han aparecido en los últimos días para poder identificarlos, al tiempo que seguirá con la investigación abierta para determinar las causas del accidente, que tuvo lugar durante unas maniobras nocturnas al sur de Fuerteventura.