Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Declarado culpable de asesinato el hombre que asestó un navajazo a otro en el Clínico de Valladolid

Foto de Eruopa Press

El jurado popular ha hallado culpable de un delito de asesinato a Domingo San Juan, el hombre que en junio de 2013 asestó a Domingo Mancebo un certero navajazo en el corazón cuando ambos coincidieron en Urgencias del Clínico Universitario de Valladolid.

Los dos hombres habían acudido junto con varios familiares para curarse de las lesiones que minutos antes se habían producido tras una reyerta entre los clanes a los que pertenecen en el barrio de España, donde residían.

 

En su veredicto, el jurado se ha mostrado unánime al considerar que el día de autos el procesado acometió a su oponente armado con una navaja que llevaba ya abierta en el bolsillo y con la clara intención de acabar con su vida, sin que la víctima tuviera la más mínima oportunidad de defenderse debido a lo sorpresivo del ataque, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

 

El Ministerio Fiscal ha mantenido su petición de 16 años de cárcel y una indemnización global de 285.000 euros, mientras que las acusaciones particulares, han reclamado 17 años y medio de prisión e indemnización, por el mismo orden, de 90.000 y 294.000 euros.

 

Los hechos se remontan al 14 de junio del pasado año cuando las familias del fallecido, Domingo Mancebo y su verdugo, vecinas del Barrio de España, a no más de cien metros de distancia una de otra, se enzarzaron en una discusión, con agresiones mutuas de dos mujeres de ambos clanes, si bien los incidentes volvieron a reproducirse sobre las 20.00 horas del día siguiente en la calle Tierra Baja con participación de más contendientes.

 

El último episodio, ya mortal, tuvo por escenario la sala de Urgencias del Hospital Clínico Universitario, donde sobre las 23.30 horas coincidieron varios miembros de las dos familias que habían acudido para ser atendidos de las lesiones sufridas en la refriega anterior, entre ellos la madre del imputado.

 

Fue entonces cuando Domingo San Juan se dirigió a Domingo Mancebo y le recriminó por haber entrado en casa de su madre y agredirla, ante lo cual se inició entre ambos una agria discusión que concluyó cuando el primero sacó del bolsillo de su pantalón una navaja de 7 centímetros de hoja que llevaba abierta y asestó un navajazo en el pecho a su oponente.

 

La defensa de Domingo San Juan sigue considerando los hechos como un delito de homicidio y solicita 12 años y nueve meses de prisión. Será ahora el presidente de la sala, Ángel Martínez, magistrado de la Sección Cuarta de lo Penal de la Audiencia de Valladolid, el encargado de imponer en los próximos días la condena correspondiente.