Declarada la alerta por riesgo de incendios

La Junta de Castilla y León ha declarado como época de peligro "alto" la comprendida entre el 1 de julio y el 30 de septiembre, según la Orden de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente.

La Junta de Castilla y León ha declarado como época de peligro "alto" la comprendida entre el 1 de julio y el 30 de septiembre, según la Orden de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente publicada este miércoles en el Boletín Oficial de la Comunidad (Bocyl).

 

En la Orden se recuerda que con carácter general la época de peligro alto de incendios forestales abarca los meses de julio, agosto y septiembre, donde las circunstancias meteorológicas incrementan "notablemente" el peligro de incendios.

 

No obstante, a lo largo del año, pueden producirse circunstancias de prolongada sequía que aconsejen ampliar la época de peligro alto o declarar nuevas épocas de peligro alto, según explica la Orden publicada.