Declaración institucional en las Cortes por el empleo en Metales Extruidos

Las Cortes piden el mantenimiento del empleo en Metales Extruidos.

Los tres grupos políticos de las Cortes de Castilla y León han aprobado por unanimidad una declaración institucional en defensa del mantenimiento de la actividad y el empleo en la empresa Metales Extruidos, cuyo futuro en Valladolid "pende de un hilo" por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) al que se encuentran sometidos sus empleados.

  

Antes del inicio de la primera sesión plenaria de 2013, la presidenta del Parlamento regional, María Josefa García Cirac ha leído un texto consensuado por los grupos Popular, Socialista y Mixto en el que se defiende los casi 50 años de historia de Metales Extruidos en Castilla y León, una empresa que "atraviesa por una situación de enorme dificultad fruto de un conjunto de factores, siendo uno de los principales la falta de liquidez".

 

El texto recalca que "alrededor de 300 puestos de trabajo y otros cien indirectos en empresas radicadas en toda la comunidad penden de un hilo" después del "durísimo" ERE que puso en marcha la Dirección de la empresa y que "merma enormemente la capacidad productiva de la planta" y que, han advertido los grupos, "convertiría el problema en un bucle sin salida" pues "a los iniciales problemas de financiación se unen paros en la producción, lo que redunda en pérdida de pedidos y clientes".

 

Por todo ello, y por la situación de pérdida de empleo que atraviesa la Comunidad, las Cortes de Castilla han querido apoyar el mantenimiento de la actividad en Metales Extruidos al tiempo que han manifestado su apoyo a la Junta de Castilla y León para que a través de la Consejería de Economía y la ADE realicen "todos los esfuerzos posibles" para garantizar el futuro del empleo directo e indirecto.