Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

De vacaciones, con la casa a cuestas

Cada vez hay mayor número de aficionados al mundo de la caravana. Una experiencia a partir de 11.000 euros si adquiere un vehículo o de 80 euros al día si prefiere alquilarlo.

Si usted tiene un espíritu nómada y le gusta viajar quizá es un buen aspirante a ser campista y disfrutar del caravanismo.  Llevarse la casa a cuestas en un largo viaje puede ser una experiencia divertida y sobre todo muy confortable. Porque en los últimos años, caravanas y autocaravanas han mejorado mucho sus prestaciones y la estancia en el interior de estos hoteles ambulantes puede ser muy placentera.

 

Alberto Martín de Prado, gerente de Caravanas de Valladolid, explica las principales diferencias entre las dos modalidades de esta afición. “Las caravanas van enganchadas al coche, suelen ser destinadas a familias que estacionan en camping, mientras que las autocaravanas llevan vehículo incorporado y suelen ser para gente que le gusta moverse y viajar más”.

 

Para poder viajar con este vehículo tan solo es necesario disponer de un permiso de conducir B convencional. No obstante, en ambos casos será necesario acampar en las zonas previstas para tal efecto. Martín de Prado explica asimismo que existen caravanas a partir de 11.000 euros, mientras que en el caso de las autocaravanas las más baratas superan los 40.000 euros. No obstante, la crisis ha impulsado la venta de segunda mano y de otros vehículos de ocasión.

 

Quien no pueda permitirse adquirir uno de estos auténticos apartamentos móviles podrá alquilarlos por días. Una jornada en una autocaravana de dos plazas puede oscilar desde los 80 euros, en temporada baja, hasta los 120 euros en épocas de mayor demanda. Si el habitáculo es de seis plazas el precio se incrementa desde los 110 a los 160 euros. Todo ello para pasar unas vacaciones que, a buen seguro, serán merecidas y no menos diferentes.