De Roncesvalles a Santiago por una buena causa

(Foto: Toño González)

Ismael Alonso recorrerá 800 kilómetros en 35 horas subido en su bicicleta para ayudar a los enfermos de cáncer.

El periodista y deportista salmantino Ismael Alonso está decidido a repetir el Camino de Santiago que hace cinco años recorriera en bicicleta con su compañero -y amigo-  José Carlos Botellas. Pero esta vez lo hará “del tirón”, en 35 horas, en lugar de las cuatro jornadas que les supuso la anterior experiencia.

 

Este nuevo reto tiene una explicación, y es que en 2008, cuando Ismael y José Carlos compartieron esa experiencia por las carreteras del norte de España, “Boti” –como cariñosamente llamaban sus amigos a José Carlos- había superado un cáncer de colon que le habían diagnosticado dos años antes. Tras llegar a Santiago de Compostela, Ismael y “Boti” prometieron que repetirían el recorrido, pero que lo harían sin parar a descansar. Desgraciadamente, en 2011 la enfermedad reapareció y fue demasiado para José Carlos.

 

A partir de esa promesa entre dos amigos surge el proyecto “Pedaladas contra el cáncer”, que llevará a Ismael Alonso a partir desde Roncesvalles el 24 de julio para llegar a Santiago de Compostela el día 25, después de 35 horas y unos 800 kilómetros pedaleando sobre su bicicleta. “Es una promesa y la tengo que cumplir”, comenta decidido Ismael, “pero he buscado una doble vertiente, para que además de suponer un reto personal sea una manera de ayudar a la gente con cáncer”. Y es que con esta iniciativa pretende conseguir más de 3.000 euros, que destinará a la Asociación Española Contra el Cáncer.

 

Cualquier persona puede patrocinar los tramos de esta ruta solidaria, a razón de 3 euros por kilómetro, además de hacer donaciones “de la cantidad que sea”, explica Ismael Alonso, consciente de que “en los tiempos que corren, 3 euros pueden ser mucho dinero para algunas personas”.

 

Además, las empresas pueden hacer aportaciones y aparecer en el maillot que Ismael llevará durante su reto. Los kilómetros pueden patrocinarse físicamente en Valladolid, en el CDO, en Ciclos Samy (Torrecilla), Ciclos Cuervas (Canterac) y Sobre Ruedas (Tudela de Duero). También pueden adquirirse kilómetros o hacer donaciones en la cuenta del Banco Santander 0049-0020-59 2810056290, perteneciente a la Junta Provincial Vallisoletana de la AECC. Las empresas pueden contactar con Ismael a través de la página web del proyecto, Twitter o Facebook.

 

“Viendo la respuesta que está teniendo la gente espero conseguir algo más que los 3.000 euros que calculé en un principio”, asegura Ismael. Y es que, desde que comenzara el proyecto el 17 de abril, ya son más de 1.500 euros los conseguidos a través de kilómetros, donaciones y aportaciones de empresas.

 

“La solidaridad de la gente es increíble. El cáncer es una enfermedad que nos toca tan de cerca, tan doméstica, que a la gente le basta un pequeño empujón para volcarse con una iniciativa como esta”, comenta satisfecho el protagonista de este reto.

 

A Ismael le esperan días de entrenamiento muy duros antes del 24 de julio, en los que combinará jornadas de entrenamiento suaves entre semana con sesiones más duras los sábados y domingos, además de dos rutas de 12 y 17 horas en mayo y en junio, respectivamente.

 

“Sufriré muchísimo, pero estoy seguro de que lo haré”, afirma Ismael. Durante los 800 kilómetros de la prueba contará con un coche de apoyo, además de todas las personas que quieran acompañarlo durante algún tramo del recorrido. “He querido hacerlo yo solo para que los gastos de logística sean los mínimos y que la cantidad que reciba la AECC se mayor”, explica Ismael Alonso.

 

“Solo la respuesta de la gente vale los 800 kilómetros, el esfuerzo es suyo por darme su apoyo. La parte fácil la voy a hacer yo”. Así de rotundo se muestra Ismael al ser cuestionado sobre la dificultad de la prueba. Desde el Grupo Tribuna solo nos queda desearle suerte a este periodista en su gesta contra el cáncer.