De qué debes vacunar a tu hijo, de qué es recomendable vacunarlo y cuándo hay que hacerlo

Nuestro sistema de salud recomienda sin dudas la vacunación, existiendo dos tipos de vacunas: las oficiales y las recomendadas. Te explicamos sus diferencias.

En España no es obligatorio vacunar a los hijos, siendo esto una decisión exclusiva de los padres, que pueden decir si quieren inmunizar a sus pequeños ante posibles y graves enfermedades. Aún así, nuestro sistema de salud recomienda sin dudas la vacunación, existiendo dos tipos de vacunas: las oficiales y las recomendadas. Te explicamos sus diferencias.

 

Aunque en España ninguna vacuna es obligatoria, sí que la legislación estima que en casos concretos de riesgo para la salud pública se podría hacer obligatoria una vacuna, como ocurrió en 2010 en un colegio de Granada, donde apareció un brote de sarampión ya que había varios alumnos sin vacunar. Esta clase de situaciones no son nada comunes.

 

¿POR QUÉ SE DEBE VACUNAR A LOS NIÑOS?

 

Porque las vacunas protegen a los niños de enfermedades peligrosas que podrían tener complicaciones graves o secuelas y provocar incluso la muerte. Como explican desde el Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría, algunos de estos padecimientos son ahora muy poco frecuentes, "pero esto es debido precisamente al mantenimiento de las vacunaciones en toda la población", insisten. Ese es el caso de la difteria, por ejemplo.

 

VACUNAS OFICIALES Y VACUNAS RECOMENDADAS

 

Las vacunas oficiales son todas aquellas administradas por las Comunidades Autónomas y que, por lo tanto, son gratuitas. Según explican desde el Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría, quedan fuera de este régimen la vacuna frente a rotavirus y también, para la gran mayoría de las CC. AA., la del neumococo y la de la varicela, aunque están a punto de volver al calendario oficial: según anunció la pasada semana el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, tiene previsto incluirla para que vuelva a estar financiada.

 

Por su parte, las vacunas recomendadas son aquellas que sería bueno poner a los niños, pero queno se incluyen en el calendario de vacunación oficial. Esto significa que serán los padres los que deban comprarlas en las farmacias y pagar por ellas.

 

Varios pediatras colaboradores del Programa Prevenido, 'el primer paso para la vida', avalado por la Federación de Asociaciones de Matronas de España, explican el motivo por el que algunas estén en el calendario, y otras no. Según indica el doctor Federico Martinón-Torres, pediatra en el hospital clínico de Santiago de Compostela, los motivos son muy diversos, aunque hay uno que prima: el económico, es decir, "si meter o no una vacuna en el calendario resulta eficiente desde el punto de vista de la salud pública, de la salud global".

 

¿DE QUÉ DEBO VACUNAR A MI HIJO?

 

Como se ha dicho, el calendario de vacunación depende de cada Comunidad Autónoma. Aún así, la Asociación Española de Pediatría recomienda administrar las siguientes vacunas antes de cumplir los siete años.

 

 

- 3 dosis frente a la hepatitis B, difteria, tétanos, tosferina, Haemophilus influenzaetipo b y polio en el primer año. La mayor parte de la comunidades autónomas (CC. AA.) españolas administran estas 6 vacunas en una sola inyección (hexavalente) a los 2, 4 y 6 meses de edad. Algunas CC. AA. también vacunan a todos sus recién nacidos contra la hepatitis B.

 

- 2-3 dosis frente al meningococo C a los 2-4 y 12 meses de edad.

 

- 4 dosis frente al neumococo a los 2, 4, 6 y 12-15 meses de edad.

 

- 3 dosis de vacuna oral frente al rotavirus a los 2, 4 y 6 meses de edad. Esta vacuna no está financiada.

 

- 2 dosis frente al sarampión, parotiditis y rubeola, la primera a los 12 meses de edad y la segunda entre los 2 y los 3 años. Los tres componentes se administran reunidos en un solo inyectable (triple vírica).

 

- 2 dosis frente a la varicela, una a los 12 meses de edad y otra a los 2-3 años.

 

- 1 dosis frente a la difteria, tétanos, tos ferina, Haemophilus influenzae tipo b y polio, en una sola inyección (pentavalente), a los 15-18 meses de edad.

 

- 1 dosis frente a la difteria, tétanos y tosferina a los 4-6 años.