De la Riva reconoce que estos dos años de mandato han sido "los más difíciles" de sus 18 como alcalde

De la Riva durante las declaraciones./ BORIS GARCÍA

El alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, ha reconocido que los casi dos años de mandato municipal --la toma de posesión se produjo el 11 de junio de 2011-- han sido "los más difíciles" de los 18 años que suma ya primer edil de la ciudad.

El alcalde vallisoletano ha repasado las "dificultades" de los últimos dos años, dentro de un marco de crisis económica, y con un presupuesto municipal "100 millones de euros menor que el de hace unos años".

 

En este tiempo, ha recordado, se han tenido que afrontar reducciones "importantes" en el gasto corriente con medidas como la rebaja del sueldo a los representantes políticos y a los funcionarios, por lo que se ha tratado de "años difíciles".

 

La situación también afecta a las "grandes inversiones", que como ha apostillado León de la Riva "se han aparcado", como el caso del Palacio de Congresos que, en su opinión, "se sigue necesitando en Valladolid", o la "interesante" piscina flotante en el río Pisuerga. El único "gran proyecto" de este mandato, ha confirmado el regidor, será la reforma del Mercado del Val.

 

Sin embargo, ha subrayado que el Ayuntamiento de Valladolid no ha tenido "problemas financieros", pues considera que las pocas veces que ha tenido que "recurrir a la banca para pedir dinero" ha sido en los meses de enero "para poder pagar a los proveedores". Además, ha enfatizado que en esos casos, las entidades "siempre han ofrecido más dinero, lo cual quiere decir que el Ayuntamiento tiene credibilidad".

Noticias relacionadas