De la Riva: “Hemos hecho lo posible con la Escuela Campanilla, pero hay que cumplir la ley”

El alcalde asegura que el Ayuntamiento ha hecho lo posible por la prorrogación de los contratos de los antiguos trabajadores, pero que la Ley de Contratos del Estado no contempla que la nueva empresa tenga que hacerlo de manera obligada.

El tema de la Escuela Infantil Campanilla de Villa del Prado parece zanjado para el Ayuntamiento, o al menos así lo ha dejado ver el alcalde Javier León de la Riva en la mañana de este miércoles.

 

“Mis nietos están en esa escuela infantil y estaban encantados de cómo iba todo hasta ahora, pero la Ley de Contratos del Estado tiene las limitaciones que tiene”, ha explicado De la Riva, en referencia a que una vez se ha dado la licencia a la nueva empresa encargada, Armaisma, no depende del Consistorio la contratación de los trabajadores.

 

“En su día, una vez caducó la anterior licencia, la sacamos a concurso y la empresa titular, que era el Grupo Norte, hizo una oferta que hubo que rechazar porque era una de las propuestas más caras”, continuó explicando el alcalde.

 

“En todo caso nosotros hemos velado por el interés de los chavales y por el convencimiento que teníamos de que el personal de esa escuela funciona muy bien hemos insistido mucho a la nueva concesionaria de que les contratara. ¿Qué ocurre? Que como Armaisma ya tiene otra escuela y personal que le sobra de ella, les va a colocar en esta”.

 

El primer edil ha continuado explicando otro problema. “A eso se ha unido además una complicación entre ambas empresas, donde el Ayuntamiento ha tenido que dar un paso atrás. El Grupo Norte ha incitado a Armaisma a que se haga cargo del antiguo personal, pero eso no estaba en el pliego de condiciones al comprar la licencia, Armaisma no estaba en obligación de hacerlo y por tanto nosotros no tenemos nada que hacer, es un tema jurídicamente muy vidrioso”.

 

“Sí tengo que agradecer, y no tengo reproche en hacerlo, a la Asociación Vecinal Villa del Prado, que cuando le explicamos lo sucedido se desmarcó de las actuaciones de los padres, que en algunos casos es un poco extemporánea. Hay que cumplir la ley, personalmente he hecho lo que he podido, pero por encima de las apetencias del alcalde está el cumplimiento de las leyes”, continuó explicando De la Riva, antes de concluir diciendo que “en el futuro se verá si se incluye la prorrogación de los contratos de los trabajadores en los pliegos”