De la Riva elogia la "excelencia de la Policía Municipal" en la despedida de López de Haro

Ha presidido los actos del 'Día de la Policía 2013', el último del Superintendente tras 24 años en el cargo.

El alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, ha ensalzado la labor desarrollada por la Policía Municipal, a la que ha calificado como la "élite de la seguridad ciudadana de proximidad. Nunca en la historia una élite fue tan cercana", con motivo de los actos del 'Día de la Policía 2013'.

 

La novedad este año es que la festividad de La Virgen de San Lorenzo, patrona del Cuerpo, es la última que celebra Juan López de Haro como superintendente jefe, tras un fallo judicial que le obliga a abandonar el cargo ejercido en los últimos 24 años al haber superado los 60 años y, por ello, pasar a la segunda actividad.

 

Con el Teatro Calderón por escenario, ha sido precisamente el mando saliente el encargado de abrir un acto que ha aprovechado para despedirse de los cuatrocientos agentes que hasta ahora ha tenido bajo sus órdenes y para agradecer la inicial confianza depositada en él por el socialista Tomás Rodríguez Bolaños y más tarde por el 'popular' Javier León de la Riva, pero sobre todo para reconocerse un "privilegiado" por haber dirigido a la mejor Policía Municipal de España.

 

En su emocionada alocución, López de Haro ha tenido tiempo para rememorar su primera etapa como militar en Melilla, donde desarrolló el empleo de teniente en el GFRI, "la unidad más laureada del Ejército español", pero también para recordar el momento más duro de su vida profesional, la muerte en acto de servicio del agente Daniel Prieto, y para hacer repaso de los distintos servicios prestados por la Policía Municipal de Valladolid en los últimos diez meses.

 

En este capítulo, el superintende jefe ha puesto el énfasis en la labor desplegada en materia de prevención del consumo de estupefacientes y de alcohol entre los menores, reflexionando con casi un millar de estudiantes de entre 12 y 15 años sobre esta materia, así como en las campañas de seguridad vial con estudiantes y, sobre todo, en la implantación en 2011, inicialmente de forma tímida, de la figura del 'agente tutor' que con el paso del tiempo se ha extendido este año a 85 centros escolares de Valladolid.

 

DISPUESTO A NUEVAS FUNCIONES

 

Aunque deja la jefatura del Cuerpo ejercida durante más de dos décadas, Juan López de Haro se ha mostrado dispuesto a seguir en activo en el nuevo puesto que la corporación le asigne, ofrecimiento que ha basado en palabras del propio Robert Kennedy: "El futuro no es un regalo, es una conquista".

 

Por su parte, el alcalde, Javier León de la Riva, ha realizado un discurso trufado de loas sobre la trayectoria y servicios de López de Haro como de la plantilla a su cargo, a la que, "como heredera de aquella primera partida de capa creada hace 200 años", ha calificado de "depositaria de una encomienda fundamental para el desarrollo satisfactorio de nuestra vida en sociedad".

 

Así, el primer edil vallisoletano, antes de dar paso al homenaje a los jubilados y compañeros fallecidos, así como al nombramiento de cinco 'Guardias Urbanos de Honor', las felicitaciones públicas a cuarenta y siete agentes y la entrega de diez medallas a la constancia y trece galones al mérito, ha utilizado la palabra "generosidad" para definir el trabajo de este Cuerpo, "y esa característica es la que hace que los ciudadanos perciban y comprendan que estáis de su parte, que no sois el enemigo sino todo lo contrario, que tras el rigor de vuestro proceder subyace una gran voluntad de cercanía, de proximidad y de empatía".

 

Ante ello, León de la Riva, como broche de su alocución, ha animado a los agentes a que salgan y continúen demostrando que Juan López de Haro "está en lo cierto sobre la excelencia, la cualidad, la capacidad y la competencia del Cuerpo".

Noticias relacionadas