De la Riva cree un mal ejemplo que los manifestantes contra la tasa dejaran bolsas de basura en la Plaza Mayor

El alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, ha reprochado que "no era el mejor ejemplo" que los manifestantes que recorrieron la ciudad el pasado martes para mostrar su oposición a la nueva tasa municipal dejaran bolsas de basura ante la Casa Consistorial.

El primer edil vallisoletano ha vuelto a defender la justificación de esta tasa municipal y ha reclamado que "no digan que el Ayuntamiento sangra a los vecinos" porque considera que la presión fiscal en Valladolid se sitúa "por debajo de la media" de las capitales españolas aun con este nuevo tributo.

  

En cuanto a la manifestación convocada el pasado martes por la Federación de Asociaciones Vecinales, el regidor ha considerado que "no era el mejor ejemplo dejar tiradas bolsas de basura en la Plaza Mayor" e incluso ha apostillado que el Ayuntamiento fue "flexible" pues podría haber sancionado a las personas que lo hicieron.

  

En todo caso, ha mantenido que el acta municipal de un Pleno de 1984 en la que según las asociaciones vecinales se asegura que la tasa de recogida de basuras quedaba integrada en el IBI -entonces conocido como Contribución-, "en ningún caso puede decir que se incluya una tasa municipal en un impuesto del Estado".

  

Asimismo, ha reiterado que la ciudad es la última capital de provincia española en ponerla en marcha y ha repetido datos sobre la presión fiscal como que en la clasificación de las ciudades españolas Valladolid tiene el puesto 14 en población y frente al 37 en el peso porcentual de los impuestos.