De la Riva considera que el PP "no ha actuado muy bien" en el caso Bárcenas y que Rajoy se equivocó al "creer en él"

El alcalde, Francisco Javier León de la Riva, ha aseverado este jueves que el Partido Popular "no ha actuado muy bien" en el tratamiento del caso Bárcenas, ya que ha considerado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se equivocó al creer en el extesorero y que "alguien debería haberle explicado lo que estaba pasando, si alguien lo sabía".

Así se ha expresado el primer edil vallisoletano en el programa 'Espejo Público' de Antena 3, en el que ha participado en una mesa de debate donde también se han repasado alguna de las "perlas" que ha dejado a lo largo de su trayectoria de 18 años como alcalde León de la Riva, quien ha vuelto a reconocer que ha cometido algunos "excesos verbales" porque defiende que cuando habla dice lo que piensa.

 

La presentadora del espacio, Susanna Griso, ha preguntado al regidor por su opinión sobre las críticas del expresidente del Gobierno, José María Aznar, a Mariano Rajoy, y ha coincidido en reprochar "algunas actitudes" que ha tenido el actual jefe del Ejecutivo, especialmente en la gestión del caso de los sobresueldos relacionados con Luis Bárcenas.

 

A juicio de León de la Riva, este asunto "no se ha llevado bien" en el PP e incluso ha reconocido que no ha entendido "determinadas cosas", como la indemnización que otorgó el partido al extesorero. Asimismo, ha considerado que Rajoy "se equivocó en que creyó en Bárcenas " pero también ha advertido de que "alguien" debería haberle explicado lo que estaba pasando en el partido.

 

En todo caso, ha aseverado que si hubiera estado en el lugar de Mariano Rajoy habría actuado de forma "más enérgica", con el principio de que "un político puede meter la pata en alguna ocasión, lo que es tolerable" pero que lo que "no puede ser" es "meter la mano en la caja", en cuyo caso se debería explicar concretamente de dónde provienen los fondos con los que contaba el extesorero en Suiza y si alguien más se benefició de ellos, "tomar medidas".

 

"Rajoy es gallego y yo soy castellano", ha ironizado el regidor vallisoletano, quien ha apuntado que el PP "históricamente ha comunicado muy mal", también durante la etapa de José María Aznar, de quien ha reconocido que ha aprendido "todo" en política, pues fue él quien le dio oportunidad de ostentar por primera vez un cargo público. En este sentido, ha negado que exista "divorcio" entre el expresidente y quien fuera su ministro de Fomento.

 

También ha tenido palabras para la mujer de Aznar y alcaldesa de Madrid, Ana Botella, de quien ha afirmado que ha gestionado correctamente la crisis provocada por la reciente huelga de recogida de basuras, ya que era un caso "complejo". También ha recordado que el predecesor de Botella, Alberto Ruiz-Gallardón puso "mucho empeño" en las candidaturas de los Juegos Olímpicos, lo que dejó un alto nivel de endeudamiento, por lo que la actual regidora "tiene que paliarlo como sea".

 

Otro asunto que se ha puesto sobre la mesa ha sido la rivalidad entre las vallisoletanas Soraya Rodríguez y Soraya Sáenz de Santamaría como portavoz del Ejecutivo y portavoz del Grupo Parlamentario Socialista. En este sentido, ha reconocido que la representante del PSOE "ha mejorado" y se encuentra "más suelta" que cuando disputó a León de la Riva la Alcaldía de Valladolid en 2007, pero ha apostillado que tiene "el problema" de tener enfrente a "posiblemente la mejor cabeza del Gobierno de España".

 

ELECCIONES "CON VIENTO EN CONTRA"

 

Con respecto a las próximas Elecciones municipales, el primer edil vallisoletano ha apuntado que teme que encontrará "viento en contra" si se presenta, pero ha recordado que ya le ha sucedido en convocatorias anteriores en las que ganó, como en 2003, cuando considera que tuvo "una campaña política tremenda" que hacía parecer que "el Prestige había embarrancado en el Pisuerga o que la Guerra de Irak se libraba en el Campo Grande".

 

En otros aspectos, el regidor se ha pronunciado a favor de la fusión de municipios, algo a lo que, ha lamentado, "en España nadie se atreve" a hacer porque "se echarían encima los alcaldes, incluidos los del PP". Pero en esta situación, ha reprochado, los ayuntamientos continúan, a su juicio, como "la administración más pobre y la administración de los pobres".

 

A renglón seguido, ha considerado que existe además en determinados consistorios el problema de los asesores, que, en su opinión, deberían ser "personas que saben de algo y te van a ayudar, no muchachitos jóvenes". En este sentido, ha reiterado que en el Consistorio vallisoletano no considera que esté sobredimensionado el número de asesores pues de hecho defiende que, de acuerdo con los límites que fijaría la reforma de la Administración local, podría contratar a más.