De la Riva califica de "lamentable" el papel de la oposición en el caso PGOU

"La preocupación y obsesión es que no sea el próximo candidato del PP, y con ésto cada vez me animo más a repetir", ha aseverado. 

El alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, ha calificado de "lamentable" el papel de la oposición municipal tras conocerse el auto de imputación en el caso de las manipulaciones en el Plan General de Ordenación Urbana de 2003 y ha augurado que por actuaciones "como ésta" el PSOE e Izquierda Unida "seguirán muchos años" sin llegar al Gobierno municipal.

  

En declaraciones recogidas por Europa Press tras la recepción ofrecida por el alcalde a la plantilla del equipo de fútbol sala de la Universidad de Valladolid, León de la Riva ha manifestado que no le "molesta" haber salido "exonerado" en el proceso judicial al tiempo que ha reconocido que se siente "un poco dolorido" por la imputación de las 12 personas, especialmente quienes trabajan o han trabajado en el Ayuntamiento.

  

Tras manifestar su "respeto" a la decisión judicial, el regidor vallisoletano ha considerado que la oposición "tenía los papeles preparados" durante todo el proceso y buscaba "la imputación del alcalde", en una muestra de que la "preocupación y obsesión" del PSOE es que el actual alcalde no sea el próximo candidato del PP. Sin embargo, ha aseverado que "con ésto" cada vez se anima más a repetir.

  

En este sentido, ha lamentado el "papel" llevado a cabo por la oposición, al que ha calificado de "tremendamente lamentable", al tiempo que ha augurado que "justo eso les va a llevar a seguir en la oposición muchos años". Asimismo, ha ironizado con que si ha salido "exonerado de cualquier tipo de culpe" el PSOE ha pedido su dimisión, si hubiera resultado imputado "reclamarían una ejecución en la Plaza Mayor".

  

En cuanto a la solicitud de un Pleno extraordinario sobre el caso de la modificación del PGOU, la ha considerado "absolutamente improcedente", aunque ha informado de que aún no se ha solicitado "formalmente" en el Ayuntamiento. "Me imagino que esperarán porque en agosto no viene bien a nadie. Si lo piden ahora, habría que celebrarlo en quince días", ha apuntado.

  

En todo caso, ha incidido en que cree que lo razonable sería "dejar transcurrir a la justicia", en lugar de convocar un Pleno para tratar un asunto que aún está "subyúdice".

  

Asimismo, ha recordado que el auto de imputación de un juez "no es una sentencia condenatoria", sino "un paso jurisdiccional hacia la Audiencia que será la que en definitiva entre en el fondo de la cuestión y decida si ha habido o no causas". Por ello, el Ayuntamiento se mantiene a la espera con respecto a las posibles implicaciones de personal municipal, como el secretario general del Ayuntamiento, Valentín Merino.

  

"Si hubiera un funcionario condenado, normalmente lleva aparejada una cierta inhabilitación", ha matizado el primer edil vallisoletano que ha querido subrayar su confianza en la inocencia de las doce personas que figuran como imputadas, que en su opinión actuaron "de buena fé y honradamente".

  

Ha hecho además especial referencia al secretario general, de quien ha destacado que, para su tranquilidad, "ha tenido la dignidad que le honra" de ratificar que el alcalde le consultó sobre la procedencia o no de llevar los cambios en el PGOU al Pleno y ha reconocido que fue él quien, por dos ocasiones, le dijo "lo que había que hacer".

  

Por ese motivo, ha insistido, le "molesta" e incluso se siente "un poco dolorido" especialmente por la imputación del secretario, ya que considera que "podría haber tratado de eludir" su responsabilidad o de "escurrir el bulto".