De la Riva asegura que la XXII exposición de Asvafer es una "reflexión histórica del ferrocarril" en Valladolid

El alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, ha definido la XXII 'Exposición Ferroviaria', organizada por la Asociación Vallisoletana de Amigos del Ferrocarril (Asvafer) y ubicada en la Antigua Estación de la Esperanza, como una "reflexión histórica" del tren en Valladolid.

  

Así lo ha indicado el primer edil durante su visita a la muestra este lunes junto con el presidente de la asociación, Eugenio Moreno, y los concejales de Seguridad y Movilidad y Cultura y Turismo, Manuel Sánchez y Mercedes Cantalapiedra, respectivamente.

 

El alcalde ha recordado que entre las nueves provincias que conforman la Comunidad, Valladolid comenzó su periodo de industrialización en el siglo XIX y que barrios como el de Las Delicias se construyeron "en torno a los trabajadores del tren".

 

De la Riva ha indicado que esta exposición, a la cual se ha referido como un "clásico" de la ciudad, es "fruto" del trabajo de Asvafer, que durante todo el año realiza para recopilar piezas relacionadas con el tren.

 

Por otra parte, Moreno ha apuntado que la edición de este año cuenta como novedades con un salón de actos donde se realizarán proyecciones durante el periodo en el que se esté abierta la muestra y servirá como salón de actos durante el resto del curso, y una maqueta del 'Tren Burra', "que ha participado en dos ocasiones en ARPA" y que se quedará de forma permanente.

 

Asimismo, los visitantes que así lo deseen podrán ver 'la furgoneta del correo', un vehículo que, según ha informado el presidente, realizaba el trayecto entre el balneario y la estación de la localidad vallisoletana de Medina del Campo desde los años 20 hasta los 50 con la correspondencia.

 

Por último, Moreno ha señalado que este año la exposición cuenta con acceso directo al "mobiliario" ferroviario como parte de la "mejorar del entorno" de la Estación de la Esperanza.

 

TREN INFANTIL

 

La muestra, abierta desde el pasado 31 de agosto, cuenta con un circuito de tren infantil, material ferroviario restaurado, maquetas genéricas, fotografías y un mercadillo, así como una maqueta digital y controlada por ordenador en el edificio anexo.

 

La exposición permanecerá abierta al público hasta el 8 de septiembre con horario de 17.30 a 21.00 horas y el donativo de entrada será de dos euros, que tienen como finalidad el mantenimiento y mejora de la exposición.