De la Riva asegura que el concurso de la ORA "sigue adelante" con la valoración técnica de ofertas

La mesa de contratación declaró inicialmente como desierto el proceso de adjudicación debido a las alegaciones que habían presentado las cuatro empresas aspirantes.

El alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, ha asegurado este martes que el concurso de adjudicación de la concesión del aparcamiento regulado (ORA) de la ciudad "sigue adelante" con la valoración técnica de las cuatro ofertas presentadas.

 

Según ha explicado el primer edil en la rueda de prensa que ofrece habitualmente después de los plenos municipales, la mesa de contratación declaró inicialmente como desierto el proceso de adjudicación debido a las alegaciones que habían presentado las cuatro empresas aspirantes -Dornier, Estacionamientos y Servicios (EYSA), Valoriza Servicios Medioambientales y Aussa-Iberpark Ute-.

 

León de la Riva ha señalado que el problema se produjo porque los pliegos propuestos por el Ayuntamiento hacían referencia a que no se admitirían las denominadas "variantes" pero varias de las adjudicatarias propusieron en sus ofertas opciones distintas para, por ejemplo, la pantalla de las máquinas de la ORA o para el formato de la tarjeta de pago, lo que sus competidoras aprovecharon para alegar.

 

Ante esta situación, ha detallado, se encargó un informe al vicesecretario del Ayuntamiento, a quien considera un "experto en contratación pública", que señaló que el informe de la mesa "no vinculaba al concejal responsable" para decidir la adjudicación.

 

Sin embargo, León de la Riva afirma que al edil Manuel Sánchez no le "quedaba claro" este aspecto, por lo que se encargó un segundo informe a una persona externa al Ayuntamiento, que se pronunció de forma similar.

 

Con todo ello, el alcalde ha afirmado que el concurso "sigue adelante" y que la mesa de contratación realizará la valoración técnica de las ofertas iniciales, sin tener en cuenta las "variantes" presentadas con posterioridad.

 

Cabe recordar que la concesión de este servicio a la empresa Dornier, cuya vigencia concluyó a finales de 2013, se encuentra prorrogada desde entonces, por lo que los grupos de la oposición ya han advertido del notable retraso en esta adjudicación.