De la Fuente: "Me fui del CB Valladolid porque no me llevaba bien con Porfi"

El jugador formado en Valladolid ha hablado de por qué se diluyó su carrera profesional y ha comentado que le encantaría recibir una llamada del C.B Valladolid. De momento, prepara el viaje a Alcatraz para disputar la final mundial del Red Bull King of the Rock.

Hace tan sólo unos días, Sergio de la Fuente se proclamó campeón nacional del torneo uno contra uno que le ha dado un billete para disputar en San Francisco la final mundial del Red Bull King of the Rock el próximo 28 de septiembre. Con un currículum que hacía vislumbrar un alagüeño futuro en el baloncesto profesional, su carrera se fue diluyendo hasta desaparecer del mapa. El por qué, nos lo ha contado él mismo.

 

Al comenzar el torneo, ¿se vio viajando a San Francisco?

 

No,es más, ni sabía el premio que había para el ganador porque me dijo un amigo que me apuntase y lo hice por pasar el rato.

 

Ha jugado a nivel profesional, ¿qué le ha parecido el nivel del torneo?

 

Ha habido un nivel muy bueno y, sobre todo, los jugadores del campeonato han sido muy deportivos, además los árbitros han dejado jugar y han permitido el contacto. Pero si tengo que destacar algo es la organización , me ha gustado mucho, el torneo estaba muy bien preparado por parte de Red Bull.

 

¿Cómo se ha encontrado físicamente y a nivel deportivo?

 

Me he encontrado muy bien, a un nivel muy bueno porque la gente piensa que he dejado de jugar pero nunca he parado, he seguido jugando siempre, aunque no a nivel profesional. Pero ahora estoy jugando con el UVA en Liga EBA.

 

¿Cree que su papel en el torneo le puede ayudar a encontrar equipo?

 

Me ha dicho mucha gente que me podía ayudar  pero no lo creo porque quien me quiera sabe cómo estoy porque no he dejado de jugar así que no creo que por ganar este torneo me vaya a llamar nadie. Igual es más posible a nivel europeo que no están al tanto de mi estado actual o incluso en Estados Unidos podría llegar a verme alguien. Pero aquí ya me conocen.

 

Dijo en una ocasión que por casuas ajenas al baloncesto no juega a nivel profesional. ¿Por qué se ha diluído su carrera?

 

La causa principal es la economía del país. Hay gente que le ha interesado jugar por menos dinero y yo prefiero preparar mi futuro a coger una oferta poco interesante, porque al final el baloncesto te dura 10 ó 15 años.

 

Pero comenzó con un contrato profesional en el CB. Valladolid y usted mismo lo rescindió.

 

Sí, porque me medio echaron. Antes de verano me dijeron que no me querían, me cerraron la puerta del pabellón y después de verano sí me querían.

 

¿Cuestión de orgullo?

 

No, es que el entrenador era Porfi Fisac y con él personalmente no me llevaba bien. Me decía cosas que no me gustaban y que no tenía por qué decírmelas, así que dije que me iba. También influyó que era joven y que, además, jugar fuera para un deportista siempre está bien y quería vivir la experiencia.

 

Después pasó por Breogán y Lan Mobel, ¿por qué no cuajó su estancia allí?

 

 Ni en el Breogán ni en el La Mobel jugué mi mejor baloncesto porque no me sentí a gusto.

 

¿Cuestión personal?

 

No, por causas deportivas, no me sentía bien, con confianza y era muy joven, pensaba más en otras cosas.

 

Ahora que su nombre ha vuelto a la actualidad y el CB. Valladolid busca apoyarse en gente de la casa y de la cantera, ¿se han acordado de usted?

 

No, nadie me ha llamado.

 

¿Si le llamasen volvería?

 

Claro que volvería porque es mi equipo, el equipo de mi ciudad y donde me he formado. Así que si me llaman lo escucharía. No es lo mismo una oferta que sea poco interesante de fuera que una oferta del equipo de mi ciudad, porque podría seguir formándome de manera paralela.

 

¿Qué opinión le merece la nueva directiva?

 

Me parece muy bien que Mike Hansen haya ocupado la presidencia del Club dentro de lo que hay. Él ha sido jugador profesional y siempre es bueno que al frente esté alguien que conozca el juego y el deporte desde dentro porque sabe lo que hay. Le conozco y sé que lo hará bien, y si no, por lo menos sé que lo intentará.

 

Su apuesta para el banquillo.

 

Me imagino que el entrenador la próxima temporada será Gustavo (Aranzana), porque es de la casa y creo que entre las opciones que puede haber es la mejor.

 

¿Cuál espera que sea su papel en Alcatraz?

 

No lo sé, voy sin ninguna presión porque mi premio ya lo he ganado aquí, con el torneo y las vacaciones en San Francisco. Pero lo voy a intentar porque como les he dicho a mis amigos, no hay nada imposible. Aunque sé que va a ser muy difícil porque allí son portentos físicos. He visto al campeón del año pasado y era muy potente físicamente.

 

Pedro Cuesta, bicampeón nacional al que ha ganado, ¿le ha contado algo?

 

Sí, hablamos y me dijo que es muy difícil y que, además, como cada año se apunta más gente cada vez hay más nivel.

Noticias relacionadas