De hacer de 'Marilyn' para Kim Jong-un, a una clínica de desintoxicación

El exjugador de la NBA ingresa en una clínica para tratar su adicción justo después de llegar de Corea del Norte donde celebró los fastos por el cumpleaños del líder coreano. 

El exjugador de baloncesto, Dennis Rodman, ha ingresado en una clínica de desintoxicación a causa de sus problemas con el alcohol. Su agente, Darren Prince, indicó a la cadena CNN que la estrella de la NBA lleva desde esta semana siendo tratado de su adicción, que le causó algunos problemas en público recientemente.

 

Y es que Rodman está ahora muy involucrado con Corea del Norte, país que visita asiduamente. Kim Jong-un, líder aislado del régimen, que no ha conseguido dar pasos hacia la distensión con Estados Unidos, guarda con el jugador una amistad "de por vida", tal y como declaro Rodman el pasado febrero.

 

En una visita reciente, en la que el ex jugador le cantó a Jong-un el cumpleaños feliz al más puro estilo Marilyn y organizó un partido con ex estrellas de la NBA en honor al cumpleaños del líder norcoreano, Rodman declaró que un preso estadounidente allí encarcelado podría haberse buscado esta situación. Unas palabras que despertaron mucho revuelo y que él achacó al sus problemas con la bebida.

 

"Su nivel de consumo de alcohol ascendió a niveles que nadie había visto antes. Cuando regreso (de Corea del Norte) hablé con él de lo preocupados que estábamos", indicó Prince.

 

Por este motivo, Dennis ingresó el miércoles en un centro de rehabilitación no revelado, aunque fuentes de la cadena indican que se encuentra en la costa este de Estados Unidos, y permanecerá en tratamiento durante un mes, tal y como ha informado a la CNN su agente.