De Guindos dice que el dato del PIB es "mucho menos malo" que en el cuarto trimestre de 2012

Luis de Guindos

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha indicado que el descenso del PIB del 0,5% en el primer trimestre, que ha adelantado este martes el Instituto Nacional de Estadística, es "mucho menos malo" que la caída del 0,8% registrada en el cuarto trimestre del pasado año, y ha afirmado que todos los indicadores adelantados de la economía española "apuntan hacia la recuperación".

De Guindos, en una entrevista en Onda Cero recogida por Europa Press, ha reconocido que aún "siendo malo" el dato, es mejor que en la última parte del pasado año, y ha añadido que confía en que el superávit de la balanza de pagos, que también hoy se conocerá, se sitúe entre el 2% y el 3% del PIB, al tiempo que señaló que espera que los datos de empleo a partir de ahora sean "mejores".

 

"Hoy todos los indicadores muestran que dentro de unos trimestres se va a remontar la evolución de la economía española porque son mucho mejores que hace un año y eso va a llevar a que la economía se recupere", reiteró el ministro, quien aseguró que en 2014 habrá crecimiento económico y que a partir de la segunda mitad de ese año habrá creación de empleo.

 

En cuanto al apoyo de Alemania a España a través del fondo para entrar en el capital de pymes españolas, De Guindos dijo que el Gobierno alemán ofrece "apoyo continuo" al Ejecutivo español para reducir el déficit y para avanzar en las reformas, y aseguró que ambos gobiernos coinciden en "muchas cosas".

 

De Guindos apostó por las políticas de crecimiento y afirmó que no conoce a ningún ministro de Economía que no esté a favor del crecimiento económico, aunque admitió que se puede discrepar con las recetas para conseguirlo. Dicho esto, señaló que también es "ineludible" reducir el déficit público desde el 11% del PIB en el que lo dejó el anterior Gobierno al cierre de 2011.

 

ESPAÑA SE FINANCIA SIN "MULETA EXTERNA"

 

El ministro, que indicó que está volviendo la "confianza y la credibilidad" de la economía española, señaló que hace un año "nadie creía" en las cifras de España y ahora sí se las creen porque se está reduciendo el déficit y saneando los bancos, lo que también está permitiendo que la economía española se financie mejor "y sin ningún tipo de muleta externa". "La prima de riesgo está bajando y va a continuar bajando porque cada vez hay más confianza en la economía española", subrayó.

 

Además, el ministro señaló que Bruselas dará más tiempo a España para reducir el déficit, lo que supone un margen de unos 20.000 millones de euros, después de que el Gobierno español haya tomado en el último año un conjunto de medidas que no tienen "parangón" en ningún país del entorno.

 

Sobre las últimas previsiones económicas del Ejecutivo, dijo que el Gobierno ha sido "extremadamente prudente" y se está colocando "en el peor de los mundos" para dar credibilidad a la reducción del déficit, si bien admitió que quizás el pasado viernes, cuando se aprobaron estas previsiones y el plan de reformas, no se explicaron "bien".

 

"Lo que se pretende con esos datos es dar mucha confianza y credibilidad. Nosotros tenemos este año que emitir 260.000 millones de euros y para que ese dinero nos lo renueven hace falta ser extremadamente creíbles. Hubiera sido muy fácil poner cualquier cifra en el papel", se justificó.
 

"AJUSTE IMPORTANTE" DEL SECTOR PÚBLICO

 

De Guindos también se refirió al recorte del sector público, del que afirmó que está teniendo "un ajuste importante", y añadió que prácticamente dos tercios de la reducción del déficit tienen que ver con el recorte del gasto público. Así, indicó que desde mediados de 2012 el empleo en el sector público no crece, sino que se reduce, por lo que afirmó que cuando "se generaba la grasa" en la Administración fue hasta mediados de 2011.

 

Por otro lado, De Guindos consideró "razonable" la propuesta del líder de la oposición, Alfredo Álvarez Rubalcaba, de suprimir los billetes de 500, sobre los que dijo no haber visto nunca ninguno, si bien consideró que "lo que hay que hacer" es luchar contra el fraude fiscal.

 

En cuanto a la evolución de la deuda pública, el titular de Economía afirmó que una vez alcanzado "un máximo que no llegará al 100% del PIB", continuará reduciéndose y, a medida que se recorten los intereses de la deuda, se podrán bajar los impuestos.

 

Sobre la evolución del crédito, De Guindos apuntó que aunque los bancos han "sobrerreaccionado", es preciso reducir el crédito a los "riesgos malos", pero no a la mayoría de las empresas que no tienen un nivel de deuda excesivo "y ahí es donde hay que actuar".

 

Por último, De Guindos se mostró partidario de "hablar" con todos los partidos de la oposición, aunque afirmó que ofrecer pactos "queda muy bien", pero luego es preciso pasar de las declaraciones de intenciones a la realidad, "y ahí es donde a algunos se les cae el bolígrafo". Sobre un pacto para el empleo, indicó que lo más importante es que la economía vuelva a crecer, dado que ahora, tras la reforma laboral, se puede crear empleo con tasa más bajas de crecimiento.