David Ferrer se pierde en sus dudas hasta decir adiós

David Ferrer

David Ferrer, no ha podido colarse en los octavos de final al caer contra todo pronóstico ante el número 84 del ranking ATP, el ruso Evgeny Donskoy (6-3, 6-7(1), 7-5).

El alicantino, que en su estreno en el Centro Olímpico de Tenis se imponía con comodidad al uzbeko Denis Istomin (6-2, 6-1), se topó con demasiados obstáculos en el ruso, al que se había impuesto en su único enfrentamiento en el circuito -este año en primera ronda de Roland Garros (6-1, 6-2, 6-0)-.

 

De hecho, el de Jávea, duodécimo del mundo, mantuvo intacto su servicio en el primer set. Eso sí, salvó dos bolas de 'break' en el quinto juego antes de acabar con las dudas con una rotura en el siguiente, que a la postre le valdría para llevarse la victoria en la manga.

 

Un nuevo quiebro en el tercer juego del segundo parcial parecía encarrilar las cosas para 'Ferru', pero el ruso le devolvió el golpe en el sexto y la igualdad tuvo que dilucidarse en el 'tie-break'; en él, Donskoy se mostró intratable y equilibró la contienda.

 

Así, el pase a octavos se decidió en el tercer set, que comenzó con pérdida de servicio del alicantino. Sin embargo, pudo resarcirse en el cuarto con una nueva rotura, pero en el décimo juego desperdició hasta tres bolas de partido.

 

Los errores hicieron mella en el español, que empezó a mostrar dudas en el momento más inapropiado. Y no lo desaprovechó el ruso; en el undécimo juego le rompió y le obligó a tirar de épica, pero ya no hubo tiempo. En la segunda de sus dos pelotas de partido, Donskoy confirmó la sorpresa.

Noticias relacionadas