Daniel Miguel: "La tasa de reposición y techo de gasto están desangrando las universidades"

Daniel Miguel, rector de la Universidad de Valladolid. ALBERTO MINGUEZA

El rector de la Universidad de Valladolid adelanta un programa de contratación de ayudantes y ayudantes doctores y otro de ayuda a los investigadores.

El rector de la Universidad de Valladolid, Daniel Miguel San José, ha advertido este lunes de que el mantenimiento durante años de la tasa de reposición y del techo de gasto "está desangrando" las plantillas de profesorado estable de las universidades, unas plantillas veteranas en las que las actuales normativas hacen "imposible" planificar el necesario relevo.

 

Daniel Miguel se ha expresado así durante el acto de inauguración del curso en la Universidad de Valladolid, en el que la lección inaugural titulada 'Fijación y cambio en la norma lingüística' ha corrido a cargo del doctor Emilio Ridruejo Alonso.

 

El rector ha señalado que el curso arranca en un momento en el que las condiciones "no son las mejores" y las circunstancias aún son "duras", aunque ha mandado un mensaje de "tranquilidad" a pesar del panorama "complicado", pues cree que "con la ayuda de todos" empezará el curso "con normalidad".

 

Tras suscribir el discurso las denuncias realizadas en la apertura del curso por parte del rector de la Universidad de Salamanca, Daniel Hernández Ruipérez, el máximo responsable de la UVA ha señalado las "amenazas más importantes" que se ciernen sobre las universidades.

 

Así, por un lado se ha referido a la posible promulgación de una disposición que deja al arbitrio de las universidades la modificación de las titulaciones a un sistema de tres años de grado y dos de master, en lugar del actual de cuatro años de grado y uno de master, que es, en el mejor de los casos, "inoportuna".

 

Por otro lado, el rector considera otra amenaza "mucho más grave" que ya se padece y que "no se espera que cambie sustancialmente en un futuro cercano" como es el mantenimiento de la tasa de reposición y del techo de gasto, que "está desangrando las plantillas de profesorado estable" que, ha añadido, son ya veteranas en la mayoría de las áreas de conocimiento, y en las que las actuales normativas "hacen imposible planificar el necesario relevo del profesorado que va a jubilarse en un tiempo no demasiado lejano".

 

Además, algo que también considera "muy grave", es que "las actuales normativas de ahorro a todo trance están impidiendo la incorporación de profesorado estable", de forma que para atender la docencia se ven obligados a la contratación de un "excesivo" número de profesores asociados.

 

Daniel Miguel ha incidido en que aunque está clara la necesidad y lo "genuino" del papel de los profesores asociados en algunas titulaciones, pero al mismo tiempo ha señalado que está también "muy claro" que resolver la docencia en la mayoría de las titulaciones con profesores a tiempo parcial contratados "de forma precaria" no es la manera de conseguir una plantilla comprometida con la docencia, "por no mencionar la dedicación a la investigación.

 

El rector ha recordado que cada año se contrata a casi un tercio de la plantilla en estas condiciones y ha asegurado que sólo el esfuerzo burocrático de este procedimiento es "extenuante" para la administración de la Universidad. Todo ello, ha aseverado, es un daño "casi irreparable" o con un coste de reparación "superior al del ahorro generado".

 

MEDIDAS EN EL NUEVO CURSO

 

Tras llamar a la tranquilidad y asegurar que se espera que el curso arranque con normalidad, el rector ha afirmado que confía en lanzar antes de final de año un programa de contratación de ayudantes y ayudantes doctores con el fin de incorporar jóvenes que comiencen ahora su formación y se conviertan en el futuro relevo en la plantilla.

 

Asimismo, ante el "duro trance" por el que pasan muchos grupos de investigación, se ha comprometido a presentar a comienzos del próximo año un programa de apoyo para los investigadores, que les ayude en la tarea, "cada vez más compleja", de buscar financiación para sus proyectos. También, ha añadido, están "empeñados" en buscar financiación adicional para reforzar y ampliar el programa de becas predoctorales, "base fundamental de la investigación de la Universidad".

 

Por otro lado, ha afirmado que el equipo rectoral pretende poner en marcha un proceso de modernización de los servicios administrativos y de las estructuras de gestión, para lo que quieren sumar a este proyecto a todo el personal de Administración y Servicios.

 

Daniel Miguel también se ha referido a las infraestructuras y ha explicado que los proyectos de mayor envergadura que se tienen que abordar "cuanto antes" como la terminación del Campus de Soria, la segunda fase del de Segovia y la remodelación integral del edificio de la sede Mergelina de la Escuela de Ingenierías Instriales, no se podrán llevar a cabo con los recursos disponibles de la Universidad ni con los que se puedan generar en un futuro inmediato.

 

Por ello, ha indicado que "será imprescindible" contar con la ayuda de las autoridades regionales y de las instituciones en cada una de las ciudades, por lo que se trabaja para "definir con exactitud" qué se necesita y tener una previsión "sensata" del coste, siempre "dentro del espíritu de austeridad que imponen los tiempos" y el "cuidado exquisito" en el uso de los recursos públicos.

 

Finalmente, ha adelantado que este mismo martes se firma el replanteo de la obra de la fachada del Edificio Histórico de la Universidad, obra que se acometerá "de inmediato", y ha añadido que también hay un compromiso de realizar actuaciones en materia de comunicaciones, singularmente la mejora de la red wifi.