Dan por muerto al yihadista 'Kokito', casado con una ceutí y padre del primer niño español nacido en el Califato

'Kokito Castillejos' posa con su hijo en común con una ceutí

Se dio a conocer por la extrema dureza de las imágenes que difundía en Internet donde llegó a posar con cinco cabezas cortadas.

El yihadista marroquí conocido como 'Kokito Castillejos' ha muerto recientemente en Siria, según la información de la que disponen las fuerzas de seguridad españolas. Este terrorista, cuyo nombre real era Mohamed Hamaduch, se casó con una joven ceutí que se llama Assia Ahmed y que le siguió hasta el territorio dominado por el Estado Islámico donde nació el hijo de ambos, primer niño español nacido en el Califato.


'Kokito Castillejos', que en las redes sociales también se hacía llamar Abu Tasmin el Magrebí tenía entre 28 y 29 años, llevaba en Siria desde el año 2013 y conoce bien España, en concreto el barrio ceutí de 'El Príncipe', donde se le conoce entre los círculos radicales. Él era natural de la ciudad marroquí de Castillejos donde trabajaba como mecánico. Saltó a la fama como yihadista radical por publicar una foto suya en las redes sociales posando con cinco cabezas cortadas de soldados de Al Assad.

En otra de sus apariciones en la red a la que tuvo acceso Europa Press se le ve fotografiando a un niño que, sonriente, sujeta otra cabeza degollada rodeado de más niños que asisten a la escena. Muchas de esas publicaciones eran jaleadas por numerosos jóvenes que le seguían en la red, entre ellos algunos ubicados en España o Marruecos.

CINTURÓN DE EXPLOSIVOS COMO DOTE

Tenía admiradores que manifestaban abiertamente su deseo de seguir sus pasos. 'Kokito' estudió en 'Abi rabi3 Sabti' de la ciudad de Castillejos de la que han surgido más de un yihadista marroquí desplazado a zonas de conflicto.

Assia Ahmed se casó por poderes con el yihadista, que le regaló a ella como dote un cinturón de explosivos. La relación sentimental comenzó en 2014 a través de Internet, aunque no se descarta que se conociesen antes en Castillejos cuando la joven estuvo en una tienda en la que trabajó 'Kokito'.

El contacto entre ambos se inició a partir de que el hermano de la joven habría luchado junto a 'Kokito' en Siria donde posteriormente también falleció. Younes Ahmed Mohamed, conocido con el alias de 'El Esponja', habría muerto en una acción de combate en Siria con unos 19 años.

ASSIA AHMED

La chica viajó a Siria pasando por Marruecos y Turquía en torno al mes de junio del año pasado y se encontró con su marido en un campamento llamado Al Atarib. Allí confirmaron su matrimonio y ella se quedó embarazada. Assia Ahmed Mohamed creció en Ceuta donde realizó sus estudios hasta -al menos- el nivel del instituto.

En el perfil de Facebook que se vincula a esta chica amigos y familiares les felicitaron y la 'titular' del perfil llegó a colgar una imagen en la que se veía un pastel con una leyenda en árabe que decía: "Que el niño que ha nacido bajo el Califato llegue a ser Ulema (sabio) y obtenga el paraíso".

Todos estos datos vienen recogidos en diversos análisis realizados por el experto en yihadismo José María Gil Garre, investigador del Instituto de Seguridad Global (ISG). Entre los trabajos de Gil Garre se incluye la monitorización de los perfiles yihadistas en redes sociales donde llegó a interactuar con 'Kokito Castillejos'.

QUERÍA VOLVER

En uno de estos intercambios el autor del informe --que en todo momento se presenta ante él con su verdadera identidad-- le preguntó si quería volver a España o Marruecos. "¡¡Sí!! quiero volver, pero no para vivir allí, sino para conquistarlo", respondía el terrorista al tiempo que añadía que su aspiración es conquistar todo el mundo. Se justificaba alegando que así lo dijo el profeta Mahoma.

En otra de estas conversaciones 'Kokito' afirmaba lo siguiente sobre la joven Assia Ahmed: "Ella ha dicho que quiere incorporarse al Estado de Sham (ISIS) ya que, gracias a Dios, su fe era fuerte y muy firme. Como es muy honesta le he mandado el dinero de aquí y pedí su mano para el matrimonio y aceptó. Me he casado con ella estando todavía en Ceuta para evitar rumores ya que somos extraños uno para con el otro. Así nos hemos casado y hablo de forma permanente con ella y le doy dinero para la migración".

La Guardia Civil investigaba una serie de amenazas del yihadista marroquí al analista José María Gil Garre y ya se habían abierto diligencias en la Audiencia Nacional, según el propio investigador. Según explicó en su último informe, "las amenazas se reiteran por parte de perfiles vinculados y de otros relacionados con las actividades yihadistas en las redes sociales, evidentemente de las mismas tienen cumplida información las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado".

Gil Garre ha informado de que también le consta la muerte del yihadista y añade que falleció hace días junto a otro joven que se había unido a él. Asegura este experto que en las redes sociales los perfiles de gente radical como él ya se refieren a Mohamed Hamaduch como un mártir.