Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Curry deja a los Warriors a un paso del anillo

Curry

Golden State Warriors están a una victoria de conquistar el anillo de la NBA tras superar a Cleveland Cavaliers (104-91) en el quinto partido de las Finales (3-2), un triunfo encarrilado en el último cuarto, cuando Stephen Curry anotó 17 de sus 37 puntos y derrumbó la resistencia de un imperial LeBron James.

"Fue un momento divertido, pero no significará nada si no ganamos el campeonato", explicó tras el partido Curry, imparable desde la línea de tres (7/13) y autor de 7 rebotes y 4 asistencias que añadir a sus puntos. El MVP de la temporada regular dejó un triple para la hemeroteca en los minutos finales tras romper la cintura de Matthew Dellavedova.

 

Esta vez, el base local se impuso en su duelo con LeBron James, que firmó otro gran 'triple-doble' en el Oracle Arena con 40 puntos (15/34 en tiros), 14 rebotes y 11 asistencias. "Sigo teniendo confianza porque soy el mejor jugador del mundo", se reivindicó el líder de unos Cavaliers que ven alejarse el hipotético primer anillo de su historia.

 

A falta de poco más de ocho minutos para el final, el equilibrio en las Finales era absoluto, con dos victorias en el marcador y empate en el quinto encuentro (77-77). En ese momento, surgió la figura de Curry, que martilleó desde el perímetro para acercar el cuarto título en la historia de los Warriors y primero en 40 años.

 

Andre Iguodala, de nuevo partiendo en el quinto titular, desplegó su versatilidad (14 puntos, 8 rebotes, 7 asistencias), mientras que Draymond Green rozó el 'doble-doble' (16 puntos, 9 rebotes) jugando como pívot puro en detrimento de Andrew Bogut, que no jugó ni un segundo.

 

En cuanto al bando visitante, Tristan Thompson (19 puntos, 10 rebotes) fue el mejor aliado de LeBron para unos 'Cavs' que acusaron la nula aportación de Timofey Mozgov, que no anotó, y la versión más 'terrenal' de Dellavedova (5 puntos).

 

De este modo, las Finales de la NBA podrían quedar resueltas en la madrugada del martes al miércoles, cuando los Warriors disfrutarán de su primer 'match ball' en el Quicken Loans Arena de Cleveland. En caso de que los Cavaliers fuercen el séptimo y último partido, se disputaría en el Oracle Arena durante la madrugada del viernes al sábado.