Cuatro municipios vallisoletanos se unen a la campaña 'Ver para Aprender'

Valladolid capital, Arroyo de la Encomienda, Medina del Campo y Tordesillas, son los cuatro municipios que se han unido a la campaña 'Ver para Aprender' para concienciar a los padres de la importacia de la salud visual.

Desde el día 18 de abril, los niños vallisoletanos podrán formar parte de la campaña Ver para Aprender, actividad de sensibilización y revisión en materia de salud visual infantil que pretende llegar a colegios, centros de salud, ayuntamientos y sociedad civil en general para concienciar a padres, familias y profesores de la importancia de cuidar la salud visual de los más pequeños, ya que se sabe que uno de cada tres casos de fracaso escolar está asociado con una mala visión. Sin embargo, el 50% de los niños que deberían llevar gafas no lo hacen por desconocimiento de sus padres. Asimismo, el 30% de las dificultades de aprendizaje se derivan de problemas de eficacia y percepción visual.

 

Gracias a las ópticas asociadas de Visión y Vida, asociación de utilidad pública en Valladolid, los niños de edades entre 6 y 12 años podrán acercarse a alguna de las ópticas participantes en su municipio (www.verparaaprender.es) y realizarse un screening visual, sin coste para las familia.

 

En esta primera etapa, la campaña llega a 22 municipios castellanoleoneses, entre ellos, Valladolid, Medina del Campo, Arroyo de la Encomienda y Tordesillas, y se espera que en septiembre se consigan revisar a más niños.  Actualmente participan: Palencia; Burgos, Miranda y Aranda (Burgos); Ávila y Arévalo (Ávila); Zamora; León, La Robla, Villablino y Ponferrada (León); Soria; Segovia y El Espinar (Segovia) y Béjar, Peñaranda de Bracamonte, Salamanca, Sta. Marta de Tormes (Salamanca).

 

El screening que se realizará, diseñado por un equipo de expertos ópticos-optometristas- cuenta con cinco pruebas clínicas (medición de la agudeza visual, evaluación de la visión binocular, agudeza visual de cerca y test de lectura, punto próximo de convergencia y pruebas diagnósticas de mirada y motilidad ocular) y pruebas de anamnesis, es decir, preguntas al niño y su familia sobre su visión y la posible detección previa de problemas. Si un niño no supera el screening o se le detectan problemas, la óptica informará a su familia a través de las cartillas de revisión de la campaña y se les ofrecerá realizar una revisión visual completa. En la web Ver para Aprender se pueden ver los vídeos informativos de la campaña, una prueba real de screening visual a dos menores. (https://www.youtube.com/watch?v=mQPCyXMS5bE&feature=youtu.be)

 

Con todos los datos recogidos por las ópticas, explica Alsina, “crearemos el primer estudio de ámbito estatal en el que se mostrará cuál es el estado real de la salud visual infantil en España. Creemos firmemente que es necesario educar en el cuidado preventivo de la salud y concienciar a padres, educadores y autoridades de que existe un gran desconocimiento de la materia y es necesario ofrecer campañas informativas, como se ha hecho en otras áreas, ya que en el S.XXI, España no se puede permitir un nuevo caso de fracaso escolar debido a un problema de visión”.

 

Asimismo, dentro de la labor de sensibilización en la escuela y en las familias, la web www.verparaaprender.es pondrá a disposición del usuario un área de consejos y juegos infantiles, con los que los niños podrán aprender a conocer el funcionamiento del ojo, a detectar posibles problemas visuales (agudeza, daltonismo, etc. o técnicas para estudiar mejor, y, por su parte, niños y mayores podrán aprender 10 consejos para cuidar su salud visual, todo de manera muy gráfica y amena.

 

Visión y Vida, que ha trabajado durante meses en el lanzamiento de esta campaña, ha contactado con los 500 consistorios de toda España implicados para buscar darle la mayor visibilidad local; ha trabajado con los colegios de las zonas de influencia para que recojan los materiales y comuniquen la información a los padres; con los centros de salud, para que se utilice el material gráfico creado en la sala de espera; y con las autoridades del ámbito nacional, para seguir concienciando en la necesidad de impulsar un plan nacional de cuidado preventivo de la visión.

 

En palabras de Alsina, “esperamos que esta campaña ayude a concienciar a nuestras autoridades de que la visión es clave en el desarrollo del niño, no podemos permitirnos que –en toda Europa- solo 3 de cada 10 niños menores de 7 años realice sus revisiones visuales anuales. En cambio, sí se ha conseguido concienciar a los padres sobre la necesidad de acudir al odontólogo o, en el caso de los adultos, de poner el cinturón de seguridad; aunque muchos de los conductores sean conscientes de que circulan con una mala visión que complica su labor al volante”.

 

Por todo ello, Visión y Vida ha puesto en disposición del público, en su web, diferente material gráfico que puede ayudar a que “todos, sin esfuerzo y de una manera divertida, podemos aprender un poco más sobre la visión; ya que en nuestro día a día vemos signos y síntomas y no somos capaces de detectarlos”, recuerda Alsina, “por ello, la web tiene unos posters descargables –en catalán y español- en los que de manera gráfica se muestran signos del día a día en la escuela, como: niños que siguen con el dedo su lectura, alumnos que no consiguen repetir lo leído o que confunden determinadas letras y palabras, etc. Es un material muy útil para el docente, y esperamos que así lo entiendan ellos y le saquen mucho partido. También tenemos dípticos explicativos para las familias y colgaremos información en nuestras redes socialesFinalmente, además de los juegos de colorear que podrán descargar, también hay información para los especialistas y las autoridades. Todo pensado en conseguir que aprendamos algo juntos. En este caso, aprendamos a cuidar la salud visual porque, como decíamos hace 61 años, cuando nació nuestra asociación, ´solo tenemos dos ojos, para toda la vida´”.

 

De este modo, y gracias a los socios vallisoletanos de Visión y Vida, se espera lograr reducir en la comunidad los casos de fracaso escolar derivados de un problema visual.