Cuatro librerías de Valladolid convertidas en 'Referencia Cultural de Castilla y León'

Librería Oletvm en la plaza del Salvador. A.MINGUEZA

La consejera de Cultura y Turismo, María Josefa García Cirac, ha entregado a 21 librerías de la Comunidad el sello de calidad denominado ‘Librería de Referencia Cultural de Castilla y León’. 

CUATRO DISTINCIONES EN VALLADOLID

 

Las librerías que han recibido el diploma acreditativo son: de Ávila, Las Letras; de Burgos, Librería del Espolón, Luz y Vida, Hijos de Santiago Rodríguez, Librería Octavos, La Llave y Librería Estudio, de Miranda de Ebro; de León, Artemis; de Palencia, Librería Del Burgo; de Salamanca, Hydria y La Caraba; de Segovia, Punto y Línea, Antares, Diagonal, y Librería Café Ícaro, de La Granja San Idelfonso; de Soria, Santos Ochoa; de Valladolid, Oletum, Margen Libros, Eurobook Librería, y A Pie de Página; y de Zamora, Semuret.

Se trata de la primera iniciativa de estas características en España, fruto de la colaboración de la Consejería de Cultura y Turismo, el Gremio Regional de Libreros de Castilla y León y la Fundación Germán Sánchez Ruipérez. El objetivo es afianzar el papel de las librerías como verdaderos agentes culturales en la zona geográfica de su influencia, garantizando que el establecimiento que lo posee cumple una serie de requisitos.

 

El sello de calidad ‘Librería de Referencia Cultural de Castilla y León’ se enmarca dentro de las políticas de promoción de las industrias culturales que la Junta quiere impulsar en este primer año de legislatura. La actual situación económica y el cambio paulatino en los hábitos de consumo de la sociedad han hecho que la Junta ponga en marcha iniciativas como la creación de este marchamo de calidad, de la mano del Gremio Regional de Libreros de Castilla y León y de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez. Este distintivo, pionero en España, pretende ser un medio para afianzar el papel de las librerías con el objetivo de ser verdaderos agentes culturales en la zona geográfica de su influencia, perfeccionar la calidad de los servicios que prestan garantizando unos estándares, incrementar los índices de compra de libros y de visitas a los establecimientos y, en general, para mejorar su imagen y visibilidad.

 

Acompañada por la presidenta del Gremio Regional de Libreros de Castilla y León, Pilar Pérez-Canales, la consejera de Cultura y Turismo, María Josefa García Cirac, ha destacado el papel de las librerías como agentes de la lectura desde la iniciativa privada que, junto con las editoriales, las aulas escolares y las bibliotecas, son los intermediarios que conectan a los autores con los lectores, complementando en muchas ocasiones sus actividades comerciales con iniciativas de difusión del libro y de impulso del hábito lector.

 

El distintivo ‘Librería de Referencia Cultural’ garantiza que el establecimiento que lo detenta cumple una serie de requisitos. Entre algunos de ellos destacan que tenga presencia en la red, ya sea mediante una página de Internet o un blog; que participe en la feria del libro de su localidad; que disponga de unas existencias mínimas de 6.000 referencias y una sección dedicada a los autores castellanos y leoneses; que ofrezca, al menos, cinco eventos culturales a lo largo del año y, al menos uno en colaboración otros agentes culturales; que cuente con indicadores que le permitan evaluar sus acciones, o que recabe información sobre el grado de satisfacción de sus clientes, entre otros.

 

La consejera ha señalado que esta iniciativa tuvo una “gran acogida desde el primer momento” y ha destacado el esfuerzo y empeño que, a lo largo de 2015, han realizado los solicitantes para cumplir todos los requerimientos y ser merecedores de la acreditación. En esta primera fase de implantación, son 21 las librerías que han superado con éxito los requisitos exigidos.

 

Con esta iniciativa, también se pretende reivindicar el papel de las librerías, no solo como generadoras de riqueza, sino también como prescriptoras de valores culturales, acercando a los ciudadanos los libros, que siguen siendo imprescindibles para el aprendizaje, para el acceso a la sociedad del conocimiento y para el ocio.

 

PROMOCIÓN DE LIBRO, LA LECTURA Y LAS BIBLIOTECAS 

 

La colaboración de la Consejería de Cultura y Turismo en la implantación de esta marca de calidad forma parte de un amplio conjunto de actuaciones de promoción del libro, la lectura y las bibliotecas. Para el próximo año, está previsto que aumente el gasto en las bibliotecas públicas de Castilla y León hasta superar los 15,5 millones de euros. Además, entre las iniciativas previstas, también se incluye un nuevo Plan de Lectura que verá la luz a finales de este año.