Cuatro establecimientos de Valladolid ofrecerán un plato solidario para la Fundación Segundo y Santiago Montes

Prácticas de ingeniería en la Fundación Segundo y Santiago Montes en El Salvador.

La ayuda solidaria se realizará durante los meses de abril y mayo en los restaurantes Niza, Puerto Chico, Coco y el bar Astrolabio.

Los restaurantes vallisoletanos Niza, Puerto Chico y Coco, además del bar Astrolabio, ofrecerán durante los meses de abril y mayo un Plato Solidario con el que contribuirán al mantenimiento del proyecto humanitario que la Fundación Segundo y Santiago Montes (FSSM) desarrolla desde hace 20 años en El Salvador.

 

En concreto, los tres restaurantes donarán un euro de un plato seleccionado de su carta cada vez que sea pedido por los clientes, mientras que el bar Astrolabio colaborará con 10 céntimos de cada café que sirva durante el periodo de vigencia de la campaña solidaria. La recaudación se destinará íntegramente al proyecto educativo que la FSSM desarrolla en Morazán (El Salvador) a través del Instituto Tecnológico Padre Segundo Montes.

 

El restaurante Niza, ubicado en la calle Padilla, ofrecerá como Plato Solidario la Pizza Niza, elaborada con tomate, champiñones, jamón, cebolla, pimiento, pepperoni, huevo, mozzarella y orégano, mientras que en Puerto Chico, localizado en la calle Nicasio Pérez, el plato elegido de la carta ha sido la costilla de cerdo caramelizada con miel de romeroEn el caso del Coco, ubicado en la plaza Federico Wattemberg, se ha decantado por una de las “estrellas” de su carta, por lo que los clientes que pidan el timbal de verduras con huevos rotos, crujiente de jamón y aceite de trufas estarán, a la vez, colaborando con la Fundación Segundo y Santiago Montes.

 

 

INSTITUTO TECNOLÓGICO PADRE SEGUNDO MONTES

 

El Instituto Tecnológico Padre Segundo Montes comenzó a construirse en el año 2008, dando así continuidad a la histórica dedicación de la FSSM a la educación, iniciada en sus orígenes con la formación de maestros para continuar con los niveles de Primaria y Secundaria.

 

La construcción, equipamiento y puesta en marcha del Instituto, de clara orientación práctica para posibilitar la formación de los jóvenes y su traducción en proyectos de desarrollo económico, fue parcialmente financiado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo.

 

Las necesidades de infraestructuras, por un lado, y el potencial turístico de la zona, por otro, junto a la consideración de que, sin proyectos de futuro, los jóvenes se veían abocados a la emigración o la delincuencia, cristalizaron en un proyecto que ofrece, desde su creación, las carreras ‘Ingeniería Civil: construcción, fontanería y electricidad’ y ‘Hostelería y Turismo’.

 

 

El Instituto consta de un edificio destinado a cocina-comedor y de otro que alberga aulas, la biblioteca y el Centro de Recursos para el Aprendizaje (CRA o aula de informática), así como las oficinas administrativas, la dirección y la sala de profesores.