Cuatro detenidos por presunta vinculación con el disparo que dejó parapléjico a un hombre

Pistola intervenida en una operación de la Guardia Civil en Granada

La Guardia Civil ha concluido la operación 'Aliatar', en Granada, con la detención de seis personas, cinco hombres y una mujer, relacionadas con un robo de tabaco de contrabando y un intento de homicidio que acabó con un individuo de nacionalidad rusa parapléjico.

Cuatro de los detenidos lo han sido por robo con intimidación, homicidio en grado de tentativa, tenencia ilícita de armas y delito de contrabando. Los otros dos, por delito de contrabando, entre ellos la propia víctima, según informa en un comunicado el Instituto Armado.

Los hechos sucedieron en la localidad granadina de Santa Fe el pasado 1 de diciembre de 2015, a raíz de que la víctima, un hombre de 43 años y vecino de Roquetas de Mar, comprara en Córdoba 3.500 cajetillas de tabaco de contrabando y concertara una cita con unas personas en Santa Fe para vendérselo.

Cuando la víctima llegó a la calle Alhambra de Santa Fe para realizar la venta se encontró con tres hombres y una mujer.

Uno de los varones llevaba una pistola de pequeño calibre y con ella le intimidaron para apoderarse del tabaco sin pagar un euro.

El ciudadano ruso se enfrentó a ellos y empezaron a pelear, momento en el que le dispararon. La bala se alojó en la columna vertebral de la víctima y sus piernas quedaron paralizadas. Aunque poco después fue trasladado hasta un hospital granadino, los médicos no pudieron hacer nada por sus piernas.

El equipo de Homicidios de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Granada se hizo cargo de la investigación. En una primera fase detuvo, el pasado 26 de febrero en Santa Fe, a la mujer, de 31 años, y en Granada al hombre que presuntamente efectuó el disparo, de 48; ambos con multitud de antecedentes policiales.

Ese día los agentes realizaron dos registros domiciliarios y localizaron una pistola simulada y 46 cajetillas de tabaco de las sustraídas, pero a lo largo del mes de abril siguieron las detenciones.

Primero fue la de la persona que vendió el tabaco a la víctima, un vecino de Santaella (Córdoba), de 33 años. Más tarde, la de la propia víctima del disparo, ambos por un supuesto delito de contrabando.

Por último se arrestó a los otros dos individuos que participaron en el robo y en el homicidio junto con los dos primeros detenidos, dos vecinos de Granada, de 45 y 41 años que también poseen un amplio historial delictivo. Tres de los detenidos han ingresado en prisión y los otros tres han quedado en libertad con cargos.